Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pescadores recreativos de Baleares alzan la voz: "No somos los que esquilmamos el mar"

Se unen en la plataforma ‘Stop falsas reservas marinas’ para denunciar un «trato de privilegio» del Govern hacia la pesca profesional

Albert Chacón, desenrocando una red de pesca comercial. | A. CH.

Albert Chacón, desenrocando una red de pesca comercial. | A. CH.

Mar de fondo entre los pescadores recreativos. El colectivo, que suma entre 45.000 y 60.000 licencias en las islas, ha constituido la plataforma ‘Stop falsas reservas marinas’ para denunciar la «discriminación» que afirman sufrir por parte del Govern frente al sector de la pesca profesional.

«Estamos hartos de que nos señalen como los que esquilman el mar», subraya Albert Chacón, uno de los miembros de la plataforma en Mallorca. «Los recreativos no somos los causantes de que haya pocos peces porque nuestra extracción de recursos marinos es sostenible en comparación con la pesca profesional, que en muchos casos practica la pesca de arrastre», añade.

Los recreativos, aficionados que pescan con caña, en Kayak, practican pesca submarina o en pequeñas embarcaciones, se sienten arrinconados en un litoral dominado por reservas de interés pesquero en las que, afirman, su actividad está más restringida que la de la pesca comercial en lo referente a cupos de capturas o tamaños. «Nos hemos unido por primera vez porque nos sentimos señalados por la Dirección General de Pesca. Estamos cansados de recibir. Vamos a defender nuestros derechos porque hoy somos nosotros, pero le puede pasar a cualquiera», afirma este aficionado a la pesca.

Quieren desarrollar su actividad «en igualdad de condiciones» dentro de unas reservas de interés pesquero en las que, consideran, se da un «trato de privilegio» a la pesca comercial pese a que su capacidad de extracción de capturas multiplica a la de un recreativo.

«Hasta ahora no nos habíamos quejado nunca, pero es que la situación va a empeorar con nuevas reservas marinas que ya están en camino. Nos acusan de hacer daño al mar y no es verdad. Queremos reservas eficaces y en las que se trate a todos por igual. Y que las restricciones sean proporcionales al impacto que unos y otros tienen en el mar», destaca Chacón.

La pesca «más sostenible»

La Unión Europea establece que un 30% de las aguas de un territorio deben tener algún tipo de protección, y el 10% debe disfrutar de una protección integral con respecto a la actividad humana. «Balears supera ese 30% de superficie protegida, pero esa etiqueta es falsa porque ahí se permite la pesca profesional y en cambio se restringe la recreativa. Y por otro lado solo hay un 3,5% de aguas protegidas integralmente, muy lejos del 10% que te pide Europa. Es todo un despropósito», lamenta Chacón.

Su colectivo, asegura, está comprometido con la protección del medio marino. «Practicamos la pesca más sostenible de todas. Nosotros no enredamos redes ni arrasamos los fondos. Pedimos la misma consideración para profesionales y recreativos. Nosotros, por ejemplo, no podemos tirar al agua las tripas de un pescado por el riesgo de un brote de saridakis. En cambio, ellos lanzan toneladas de restos al mar», denuncia Chacón.

Descartes

Descartes Atunes muertos recogidos del fondo | STOP FALSAS RESERVAS MARINAS

La plataforma ‘Stop falsas reservas marinas’ publica en su página web la imagen de varios atunes que recogió un pesquero de arrastre del fondo del mar cuando ya estaban muertos. «Son descartes de un pesquero recogidos por otro que llegó después», denuncian para ilustrar la gravedad de la situación.

Compartir el artículo

stats