Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Horas bajas en la Fiscalía Anticorrupción de Baleares

Juan Carrau se queda solo al frente de la delegación en Balears tras las marchas de Laura Pellón y Miguel Ángel Subirán

Juan Carrau, delegado en Balears de la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada.  | GUILLEM BOSCH

Juan Carrau, delegado en Balears de la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada. | GUILLEM BOSCH

La Fiscalía Anticorrupción se ha quedado bajo mínimos en Balears. El histórico Juan Carrau se ha quedado solo de nuevo al frente de la delegación tras la marcha de sus tres últimos compañeros por razones diversas. El ministerio público no tiene previsto, al menos de momento, enviar refuerzos. Así que Carrau deberá hacer frente en solitario a investigaciones de gran calibre, como la que investiga los posibles desmanes en la Autoritat Portuària y juicios como el del ‘Caso Peaje’ o las derivadas del ‘Caso Cursach’.

De puertas para afuera, la soledad de Carrau no se considera demasiado problemática. Desde el ministerio público sostienen que el número de casos abiertos ha descendido mucho. Atrás quedan las épocas en las que el número de imputados por corrupción en Balears superaba el centenar, con asuntos de la magnitud del Palma Arena o las diferentes tramas que acabaron con Unió Mallorquina. Los años de Jaume Matas, Maria Antònia Munar e Iñaki Urdangarin. Pero en la fiscalía balear son conscientes de que con una sola persona no es ni mucho menos suficiente para hacer frente a la carga de trabajo que todavía existe en la división.

Ana Lamas dejó el puesto tras varias excedencias. | EFE

En la última memoria que presentó en 2020, Carrau insistía en que la actividad de la unidad seguía siendo «muy relevante». Por aquel entonces contaba todavía con tres fiscales, pero el máximo responsable de Anticorrupción incidía en que la plantilla era «escasa». «El cúmulo de trabajo que carga sobre los fiscales repercute en ocasiones en la calidad, prontitud y atención que merece el despacho de cada uno de los asuntos», escribió a sus superiores en la memoria. Una situación que, decía, se agravaba cuando se celebraban juicios largos.

Laura Pellón ha sido designada para la Fiscalía Europea. | DM

Además, solicitaba la creación de una sección de delitos económicos en la Fiscalía para atender los «numerosos» delitos de fraudes a Hacienda y los asuntos «de trascendencia y complejidad económica». El análisis de Carrau choca con la aparente normalidad con la que se ha quedado solo.

Miguel Ángel Subirán fue apartado y se ha jubilado. | B. RAMON

A Carrau, delegado permanente y coordinador en las islas de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada desde 2003, le han acompañado durante estos años cuatro fiscales. La frenética actividad de esta unidad desde que en 2006 estalló el ‘Caso Andratx’ llevó pronto a reforzarla con más personal. Ese año fue designado Pedro Horrach, que junto a Carrau formó un histórico tándem que copó portadas en las operaciones más importantes contra la corrupción política en Balears: el Palma Arena, el ‘Caso Nóos’, la caída de Unió Mallorquina por sus innumerables corruptelas... Unas investigaciones antaño inimaginables que llevaron a prisión con largas condenas a nombres tan ilustres como el expresidente Jaume Matas, la todopoderosa Maria Antònia Munar e incluso un miembro de la Familia Real como Iñaki Urdangarin. En 2010 el grupo se amplió con la llegada de Miguel Ángel Subirán.

Pedro Horrach decidió ejercer la abogacía. | M. MIELNIEZUK Marcos Ollés

Horrach decidió en 2016 dejar el cargo y la fiscalía para ejercer la abogacía. Para suplir su hueco se nombró a Ana Lamas y Laura Pelló. La primera dejó el puesto tras varias excedencias y la segunda acaba de ser nombrada delegada de España en la Fiscalía Europea. Subirán ya fue apartado en el otoño de 2019 tras su imputación por las presuntas irregularidades en la investigación de la corrupción policial, política y empresarial en torno a Bartolomé Cursach y se ha jubilado ya.

La marcha de Pellón deja a Carrau solo con varios frentes abiertos: la compleja investigación del ‘Caso Autoritat Portuària’, y juicios como el del ‘Caso Peaje’, que colea desde hace 11 años, el del exconseller Carlos Delgado por el ‘Caso Calanova’ y cuatro piezas del ‘Caso Cursach’.

Compartir el artículo

stats