«Transporte público para todos». «Más líneas ferroviarias y menos autopistas». «Tarifas asequibles para la ciudadanía». «Más bicicletas, menos humo». Son solo algunos de los lemas que rezaban las pancartas en la concentración convocada por Greenpeace, Alianza por la Emergencia Climática de Mallorca y la Asociación de Usuarios del Tren, que este sábado se congregaron en la Plaza de España con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente. Unas 30 personas exigieron la necesidad de apostar por un «transporte público eficiente, descarbonizado y asequible para todo el mundo» ya que estamos «en un contexto de emergencia climática». Los manifestantes también pidieron «disponer de tarifas más asequibles, aumentar frecuencias y líneas ferroviarias, incrementar la red de vías ferroviarias y la implantación de una tarjeta única para favorecer la intermodalidad y que todo el mundo pueda moverse de forma sostenible por toda la isla».