Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mazazo al turismo balear por el semáforo ámbar británico

Frustración en Baleares porque la temporada «se acorta»

Turistas en Magaluf el verano pasado.

Turistas en Magaluf el verano pasado. B. Ramon

Londres no solo no amplió ayer la lista verde de destinos seguros de su semáforo de viajes,a la que aspiraba a ingresar Balears, si no que expulsó a Portugal, el único destino europeo al que podían viajar los turistas británicos este verano sin restricciones. Un aviso de lo que puede ser la tónica de la temporada 2021: el mercado del Reino Unido al menos hasta julio no se hará presente. Las islas siguen vetadas, el color ámbar implica, incluso para los turistas vacunados, diez días de cuarentena y tres test PCR para los mayores de cuatro años.

El Govern por la mañana, antes de encajar el otro jarro de agua fría del día, el auto del Tribunal Supremo que tumba las restricciones en vigor en Balears, se adelantaba al anuncio oficial del Reino Unido, asumiendo que las islas no serían diferenciadas, junto con Canarias de la clasificación ámbar que penaliza al archipiélago por la alta de incidencia covid en el conjunto del Estado español. Desde las patronales baleares se acoge con «decepción» porque supone que «la temporada se acorta cada vez más» para el segundo mercado emisor.

La BBC confirmaba por la tarde la expulsión de Portugal del listado verde. Desde el 8 de junio pasa a ser un país ámbar, acompañando a Grecia, Italia, Francia o Malta, que como España son destinos populares en Reino Unido. El veto al país luso arruina los planes de miles de turistas británicos.

El ministro de Transportes del Reino Unido, Grant Shapps, cuyo departamento coordina el semáforo de viajes, alegó que ha primado un «enfoque de seguridad». La prioridad es la desescalada del país, que se prepara para su reapertura el 21 de junio. A los turistas les pide «un poco de paciencia». En el caso de Portugal, Shapps aduce que los contagios se han duplicado desde la anterior revisión del semáforo de viajes, el 7 de mayo, y apunta a «una especie de mutación en Nepal» de la variante india de la covid.

Pérdida de plazas aéreas

Otros siete países se añaden a los destinos rojos. Afganistán, Costa Rica, Bahrein, Egipto, Sri Lanka, Sudán y Trinidad y Tobago.

Desde el Ejecutivo balear, tras el anuncio oficial de Londres, el conseller Iago Negueruela asumió la derrota justificando que el mantenimiento del veto al turismo británico a las islas llega de «un país soberano» que puede fijar las restricciones que considere oportunas. El titular de Economía, Turismo y Trabajo defiende que el archipiélago sigue trabajando intensamente con otros mercados emisores europeos alternativos, además del alemán.

No obstante, el hueco que deja el turismo británico, por ahora al menos hasta julio, es considerable: 3, 7 millones de viajeros vinieron a Balears en 2019 (2,4 millones a Mallorca). Con la cuarentena el verano pasado solo llegaron 223.500 ciudadanos del Reino Unido.

Carlos Cendra, de Mabrian, proveedor de inteligencia turística con sede en Menorca, alerta de que se ponen en riesgo más de 630.000 plazas aéreas que estaban programadas hasta el 30 de junio en España. Balears es el destino más afectado, con casi un tercio de los asientos, 200.000.

Desde la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), a pesar de que se «intuía» la mala nueva, María José Aguiló la tildó de «decepcionante». «Esperamos que se pueda revertir pronto» este varapalo, declara la vicepresidente ejecutiva de la patronal isleña. Con las restricciones del Reino Unido, que desaconseja viajar y avisa de que las reglas son de obligado cumplimiento incluso para los vacunados, de poco sirve que los británicos puedan entrar en España sin ningún tipo de control sanitario desde el 24 de mayo. «La actividad y la recuperación —avisa Aguiló— va a ser mucho más lenta. Nos vamos a final de junio (próxima revisión del semáforo), para iniciar a principios de julio».

«La temporada se acorta cada vez más»

Mauricio Carballeda - Presidente de los hoteleros de Palmanova-Magaluf

decoration

«La temporada se acorta cada vez más», reconoce Mauricio Carballeda. El presidente de los hoteleros de Palmanova-Magaluf señala que habrá muchos hoteles que tendrán que hacer números». Hay 35 de 88 establecimientos asociados abiertos. «La tarta no da para tanto».

Las patronales Caeb y Pimem creen que la «frustrante» decisión del Reino Unido obedece a intereses políticos y avisan de sus consecuencias en la economía balear.

Compartir el artículo

stats