Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los peritos no concretan el valor del solar que compró Martín Gual

El Sareb lo calcula en 50 millones menos de lo que ha concretado el administrador judicial

Los dos peritos que valoraron el precio de Son Bordoy.

Los dos peritos que valoraron el precio de Son Bordoy.

El tribunal de la Audiencia Nacional tendrá complicado determinar cuánto es el dinero que Sa Nostra perdió en la operación con el empresario Martín Gual, porque existen enormes discrepancias económicas entre los peritos que han analizado este préstamo.

Así, los dos peritos contratados por el Sareb, la empresa pública que compró los valores tóxicos de los bancos, señalaron que los perjuicios económicos se aproximan a los 200 millones de euros, tras sumar el principal de los distintos créditos que se concedieron, más la suma de los intereses que nunca se pagaron. Esta empresa es la propietaria de todos los derechos de los créditos que se concedieron a Martín Gual para la adquisición del solar de Son Bordoy, en Palma, donde tenía previsto construir una gran urbanización. Los peritos han analizado las cifras económicas que se manejan en los concursos de las dos empresas de Gual y no están conformes con la valoración de este solar. Así, el administrador judicial ha valorado el terreno en 74 millones de euros, si bien el Sareb no cree que valga más de 24, teniendo en cuenta que no se ha iniciado ningún proyecto de construcción . Además, la empresa pública cree que es muy complicado recuperar ni un solo euro del préstamo que pesa sobre esta propiedad y cuestiona que en el concurso no se haya reconocido los intereses impagados como parte de la deuda.

El tribunal también escuchó la declaración de dos técnicos que realizaron distintas tasaciones para determinar el precio de este solar ubicado en la barriada del Molinar. La primera data del año 2012 y en ese momento se calculó que la finca tenía un precio de 80 millones de euros, teniendo en cuenta que se trataba de un suelo urbanizable, pendiente de desarrollo para convertirlo en terreno urbano. Además, se había aprobado un proyecto para construir más de 650 pisos, zonas comerciales y aparcamientos. Este mismo técnico volvió a calcular el valor al año siguiente y ya lo fijó en 73.5 millones de euros.

El último estudio del valor se realizó en el año 2019 e intervino otro experto. Calculó que la zona urbanizable de Son Bordoy valía 67 millones de euros. 

Un negocio rentable

Precisamente, la defensa basa su estrategia en determinar que la apuesta que realizó Sa Nostra para financiar la operación de Son Bordoy parecía muy rentable, dado que se había comprado como terreno rústico y mediante la intervención del empresario Martín Gual se consiguió su reconversión en solar urbanizable. Los peritos que han realizado estos estudios coincidieron en que no hay que confundir entre la tasación de un terreno y el valor del mercado. 

El Sareb cree que el solar vale 50 millones menos de lo que ha marcado el administrador judicial

decoration

Otro perito que declaró a petición de la defensa es un arquitecto que también ha realizado un informe sobre esta operación. Explicó que el proyecto que presentó la empresa de Martín consiguió ganar un concurso para convertir un terreno agrícola en un solar urbano, que permitía el crecimiento de la ciudad. Afirmó que la empresa cumplió con todos los plazos que le marcaron para llevar a cabo este desarrollo urbanístico, pero se vio frenado por la lentitud de la administración. Puso el ejemplo de que el Ajuntament de Palma tardó cuatro años en presentar su informe, que es necesario para iniciar las obras.

Compartir el artículo

stats