Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armengol, sobre el cambio de lengua en la celebración del Ibiza: «A mí no me encontrarán buscando enfrentamiento»

La presidenta defiende que en sus intervenciones siempre usa el catalán y evita valorar el episodio

Armengol, en el pleno de ayer del Parlament

Armengol, en el pleno de ayer del Parlament

La presidenta del Govern, Francina Armengol, evitó ayer valorar el polémico episodio ocurrido en la celebración con las autoridades del ascenso a segunda división de la UD Ibiza en que la presidenta cambió de catalán a castellano al recibir un grito de «¡en español!» de entre los asistentes. Armengol se limitó a defender el uso que ella hace del catalán en sus intervenciones y de las políticas en favor de la lengua. «A mí no me verá buscar enfrentamientos con un lado o con otro», trató de zanjar el asunto en el Parlament.

La presidenta se pronunció sobre el tema a una pregunta del diputado de Més per Menorca, Josep Castells, que le preguntó si ya había acudido a la Oficina de Derechos Lingüísticos tras sufrir una «agresión lingüística». «Usted vivió lo que viven muchos ciudadanos a los que se dice ‘no te entiendo’, ‘háblame en castellano’, ‘en español’ con muestras de mala educación», le señaló el diputado. 

Reproche de Més per Menorca

«No pedimos que nos hablen en catalán, sólo que se nos entienda y que no se nos haga cambiar de lengua», apuntó el menorquín, que recriminó a la presidenta que «la actitud de las autoridades es importante y debe ser ejemplar», reprochándole que cambiara de lengua en la recepción del Ibiza.

«Desde 2015 hemos tomado medidas muy claras, eliminando la ley de Símbolos, devolviendo el catalán a la función pública, manteniéndolo en la educación...Somos conscientes de que aquí tenemos dos lenguas, pero que hay una perseguida que necesita protección y es en lo que hemos trabajado desde el Govern», respondió Armengol, defendiendo su uso del catalán: «Basta que haga un seguimiento de mi historia para ver el uso del catalán en mis intervenciones como en la de los miembros de mi Govern», dijo.

«Para mí las lenguas nunca han sido motivo de enfrentamiento, no me verá buscar enfrentamientos con un lado o con otro», trató de zanjar Armengol.

Compartir el artículo

stats