DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sí als Creuers respira con el fin del veto a los de escala internacional

Madrid levanta la prohibición y los buques podrán atracar en los puertos a partir del 7 de junio, el sector celebra que volverá a «trabajar»

Madrid justifica ahora la vuelta de los cruceros por la mejora de la pandemia a nivel europeo.

Madrid justifica ahora la vuelta de los cruceros por la mejora de la pandemia a nivel europeo. B. Ramon

El puerto de Palma y el resto de los de Baleares podrán recibir cruceros internacionales desde el 7 de junio, fecha a partir de la cual se levanta el veto contra el que ha estado luchando Sí als Creuers, plataforma que mostró ayer su satisfacción después de llevar meses reivindicando su vuelta. El sector ahora respira porque por fin podrá «volver a trabajar». El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer la resolución del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que deja sin efecto su prohibición, que estaba en vigor desde hace casi un año.

La Dirección General de la Marina Mercante justifica el regreso de los cruceros internacionales por la evolución positiva de la pandemia en las últimas semanas a nivel europeo, de donde proceden la mayoría de los pasajeros de esos itinerarios con escala en los puertos españoles, y también al aumento de la vacunación y la disminución del nivel de riesgo en las comunidades autónomas que los recibirán, como la balear.

Sí als Creuers, que reúne a una cincuentena de asociaciones, celebra que por fin se acaba «un agravio comparativo» porque podían llegar a Balears ferries internacionales, pero no los buques de pasaje tipo crucero. «Con la esperanza de volver a empezar a trabajar», Álex Fraile, portavoz de la plataforma, defiende que «los protocolos funcionan», como con el Odyssey of the Seas, de Royal Caribbean, que el lunes pasado pidió auxilio para desembarcar en Palma a cinco tripulantes positivos en covid. 

«Hay que poner la maquinaria en marcha»

Beatriz Orejudo - Presidenta de la Comisión de Consignatarios de Apeam

decoration

Beatriz Orejudo, presidenta de la Comisión de Consignatarios de Apeam, la patronal de actividades marítimas, señala que «hay que poner la maquinaria en marcha». Ya han sido avisadas las navieras. «Ojalá solo haya que activar» las escalas que habían estado ofertando, por ejemplo, en el puerto de Palma, y varíen sus programaciones. 

Sí als Creuers se había adherido al manifiesto nacional con el que el pasado jueves se urgió al Gobierno central a levantar la prohibición de los cruceros internacionales, por la delantera que estaban tomando los puertos competidores del Mediterráneo.

Balears desde mediados de mayo ya cuenta con un protocolo sanitario elaborado por la conselleria de Salud, en virtud del cual ya se permitían las escalas de buques con itinerarios nacionales. TUI Cruises y Aida, de Carnival, ya confirmaron fechas, el 17 de junio y el 10 de julio, respectivamente .  

Alfredo Serrano, director de CLIA España (Asociación Internacional de Líneas de Cruceros), considera que «es un alivio» el fin del veto «para las más de 50.000 familias que dependen de nuestro sector». Ahora el objetivo es que «España recupere cuanto antes su posición dentro de la industria de cruceros en Europa», añade. En 2019 los cruceros internacionales aportaron 2.800 millones al PIB nacional y generaron unos 5.0.000 empleos y 1.500 millones en salarios, según CLIA. 

PCR o antígenos a partir de los 6 años

Los buques deberán cumplir con lo que se dicta en el documento Medidas sanitarias para el restablecimiento de los cruceros internacionales, del ministerio de Sanidad, que marca las normas para garantizar la seguridad del pasaje, con toma diaria de temperatura y la realización de test (PCR o antígenos antes de embarcar y el tercer o cuarto día a bordo) a todos los pasajeros a partir de 6 años. 

Se vigilará que no embarquen personas infectadas, controlar la posible transmisión de la covid dentro del barco, además de detectar con celeridad los positivos, para después desembarcarlos e identificar a sus contactos estrechos y y someterlos a cuarentena.

Para minimizar riesgos, se deberán establecer grupos, con horarios diferentes de comida, embarque y desembarque así como la participación en actividades grupales. Los pasajeros que hayan sido vacunados con una pauta completa deberán aportar el certificado de vacunación.

Compartir el artículo

stats