DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Declaran culpable al asesino de la Colònia de Sant Jordi

La fiscalía solicita que el acusado cumpla 20 años de cárcel

El acusado del crimen de sa Colònia de Sant Jordi durante el juicio.

El acusado del crimen de sa Colònia de Sant Jordi durante el juicio. B. Ramon

Pocas dudas ha tenido el jurado popular para declarar culpable de asesinato al hombre juzgado por la muerte de una mujer en la Colònia de Sant Jordi. El tribunal popular emitió ayer tarde un veredicto de culpabilidad, al considerar que Celestino Rodríguez mató por sorpresa, y sin posibilidad de defensa, a la víctima, una mujer alemana llamada Verónica Hoffmann, quien le había permitido que viviera en su casa. 

Y aunque al jurado popular le ha quedado muy claro que se trató de un asesinato y no de un homicidio, lo que no se ha podido concretar es si el acusado y la víctima eran pareja. De hecho, ni la propia fiscalía consideraba probado esta relación sentimental, a pesar de que el acusado y la víctima compartían el mismo piso.

Celestino Rodríguez, que lleva preso casi dos años, escuchó el contundente veredicto sin mostrar una reacción de sorpresa. Él mismo había confesado el crimen, si bien intentó justificar su crimen, pero reconoció que iba a tener que pagar con cárcel por la muerte que había causado. 

Si bien inicialmente la fiscalía reclamaba una condena de 16 años de prisión contra el acusado, una vez concretado el veredicto modificó esta propuesta. Ahora solicita una condena de 20 años de prisión, que es la máxima pena que contempla el código penal. La acusación popular que representa a la comunidad autónoma se sumó a esta condena. 

Los hechos ocurrieron en septiembre del año 2019. La mujer alemana, de 59 años, regresó a su casa a primera hora de la mañana. El acusado se pasó toda la noche despierto, bebiendo alcohol, y cuando regresó la mujer inició una discusión con ella. Cogió el cuchillo más grande que había en la cocina y atacó a la mujer. La víctima no tuvo la más mínima oportunidad de defenderse. Fue apuñalada hasta en cuatro ocasiones. El acusado justificó el ataque diciendo que sufrió al arrebato después de que Verónica le gritara cuando regresó a su casa.

Compartir el artículo

stats