Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marga Prohens llega al liderato sin oposición para imprimir el efecto Ayuso

La diputada nacional, tras convertirse en una de las revelaciones del PP en el Congreso, asumirá el liderato en Balears sin ningún tipo de oposición interna y con Llorenç Galmés y Sebastià Sagreras de vicepresidentes

Marga Prohens con el presidente nacional del PP, Pablo Casado, durante una comida de partido.

Marga Prohens con el presidente nacional del PP, Pablo Casado, durante una comida de partido.

Margalida Prohens (Campos, 1982) asumirá el mando del PP de Balears, tras la marcha por sorpresa de Biel Company, y se presentará al congreso del mes de julio para ser la presidenta del partido y candidata popular al Govern en 2023. Tras consagrarse en el Congreso como una de las diputadas revelación en el PP, Prohens buscará imprimir en Balears el efecto de Isabel Díaz Ayuso en Madrid para recuperar las principales instituciones de las islas en las elecciones que se celebrarán dentro de dos años.

No tendrá ningún tipo de oposición en su ascenso al liderato del PP de Balears. Ninguno de los barones que le podrían hacerle frente tiene pensado pugnar con ella en el congreso que celebrará la formación conservadora el próximo día 17 de julio. Llorenç Galmés, actual presidente del PP de Mallorca y portavoz en el Consell, y el diputado Sebastià Sagreras serían las dos personas que mejor colocadas estarían para hacerle sombra en unos comicios internos y los dos ya han anunciado que no lo harán. Es más, todo está atado y bien atado para que tan solo exista una única candidatura, la que encabezará Margalida Prohens. Galmés y Sagreras serán las personas fuertes de la nueva líder popular y se convertirán en vicepresidentes del PP.

Prohens es la actual vicepresidenta del partido en Balears y como diputada nacional se ha significado como una de las parlamentarias revelación del PP en el Congreso de los Diputados. Ha destacado con sus intensos debates y enfrentamientos con la ministra de Igualdad, la podemita Irene Montero, y ello no ha pasado desapercibido en la calle Génova 13 de Madrid. De hecho, Marga Prohens es una de las diputadas de la más absoluta confianza, tanto de la actual portavoz popular en el Congreso, Cuca Gamarra, como del propio presidente nacional del PP, Pablo Casado. Fruto de esta confianza de los máximos líderes populares con Prohens es que la diputada de Campos fue nombrada por Casado portavoz adjunta en las Cortes tras el revelo de la polémica Cayetana Álvarez de Toledo. La línea centrista y moderada de Gamarra están más en sintonía con los de Prohens que los postulados más escorados de Álvarez de Toledo. 

Marga Prohens cogerá las riendas del PP de Balears con el respaldo total y absoluto de la dirección nacional. La nueva estrategia del PP a nivel estatal, que ha dado sus frutos en la Comunidad Madrid con Ayuso, va dirigida a poner líderes regionales de futuro, con carisma y experiencia. Las tres cosas las reúne Prohens y por ello, tanto desde Madrid como desde Mallorca le han allanado el camino para convertirse en la nueva líder de los populares con perspectivas de disputar el Govern a Francina Armengol. Una Armengol que en 2023 llevará sobre sus espaldas el desgaste de dos legislaturas gobernando y con los efectos de una pandemia y crisis económica sin precedentes.

Aguantó la debacle Bauzá

Marga Prohens, licenciada en Traducción por la Pompeu Frabra y trabajadora con plaza en el ayuntamiento de Palma, ha sido la portavoz parlamentaria del PP, diputada autonómica en dos legislaturas y en la actualidad es uno de los ocho parlamentarios de las islas en las Cortes. A lo largo de su ya ardua andadura política, Prohens ha tenido que enfrentarse a algún que otro reto difícil de asumir. El primero de ellos al quedarse como única cara visible, tanto en el Parlament como en el Partido, tras la debacle del denostado José Ramón Bauzá.

La de Prohens será la única candidatura y contará con Sagreras y Galmés de personas fuertes en el partido

decoration

La inminente líder popular aguantó las cenizas del PP mientras se libraba una guerra civil sin precedentes en la formación conservadora que acabó enviando a Bauzá a Madrid de senador para firmar la paz interna.

Se ha mantenido siempre fiel a Company y desde su atalaya de portavoz parlamentaria fue una de las inspiradoras del golpe contra el ahora eurodiputado de Ciudadanos, el mismo que la había colocado de diputada. Company también apostó por ella para ser la candidata a las elecciones generales, incluso abortando el intento de Madrid de designar a la omnipresente María Salom.

Compartir el artículo

stats