DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El colegio Mata de Jonc viaja al espacio: "¿Lanzar una sonda? Ha sido muy fuerte"

Los alumnos de 3º de ESO de este centro educativo de Palma envían un globo a la estratosfera a 10.000 metros de altura

Los estudiantes de Mata de Jonc lanzan una sonda espacial a 10.000 metros de altura M. A. Ponce

"Es una manera más práctica y bonita de aprender Física y Química". Los alumnos de 3º ESO del colegio Mata de Jonc lanzaron este martes por la mañana una sonda espacial a 10.000 metros de altura para conocer mejor el funcionamiento de la atmósfera y los gases. Un proyecto, denominado Eclipse, con el que los estudiantes han podido aprender de una forma totalmente distinta a la habitual.

"Enviando esta sonda al espacio y analizando los datos de presión y temperaturas que queden registrados se enseña el temario de una forma más dinámica. Es una buena manera de implicar a los alumnos en la asignatura, de hecho han estado realmente interesados desde el primer momento", aseguró Pau Cabot, profesor de Física y Química de este colegio.

La sonda espacial lanzada por los estudiantes Miguel Ángel Ponce

A través de dos globos de helio, los jóvenes diseñaron y construyeron una sonda espacial que enviaron desde el tejado del edificio Mateu Orfila de la UIB. "Lo primero y más importante es calcular bien el helio que introducimos en el globo para que puedan volar" explicó Pau Roca, uno de los alumnos, mientras preparaban el dispositivo. 

Una vez se inflaron, se incorporaron al proyecto una caja en la que se habían instalado los sensores y las cámaras domésticas para "analizar los datos de presión, altura y temperatura que quedarán registrados en el ordenador" según señaló el profesor Cabot. 

Aplicaciones

Así, dentro de la propia caja se incorporaron aplicaciones y GPS para seguir al detalle los pasos del globo, que está previsto que caiga cerca de la Zona de Levante. "Hemos intentado llevar a cabo simulaciones y predicciones pero es muy difícil de saber. Por lo que hemos comprobado podría caer en la zona de Costitx" añadió el alumno Roca.

Imagen que ha captado la propia sonda a través de una cámara incorporada

Alegría entre los estudiantes

Finalmente, tras más de una hora de pruebas protocolarias, los estudiantes incorporaron el paracaídas para el aterrizaje de la sonda y soltaron los globos que se fueron perdiendo entre el cielo azul de Mallorca. "¿Lanzar una sonda al espacio? Es muy fuerte. Cuando nos lo propusieron a principio de curso nos parecía algo imposible. La experiencia ha sido única y maravillosa" defendió Judith de Prada, estudiante que se encargó del apartado de la comunicación del evento.

Los alumnos que han formado parte de este proyecto Miguel Ángel Ponce

Por último, los estudiantes explicaron que , una vez caiga la sonda, el objetivo es recuperarla a través de la señal GPS para recoger los datos e imágenes que haya capturado durante las 3 horas aproximadas que está en el aire.

Compartir el artículo

stats