Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE se queda solo en la reforma de las herencias en vida de Baleares

El PP propone eliminar la propuesta de la ley antifraude con el apoyo de Cs, Vox y los partidos independentistas en el Congreso

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, junto a Armengol, en su reciente visita a Palma

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, junto a Armengol, en su reciente visita a Palma

El PSOE se encuentra solo defendiendo la reforma de las herencias en vida del derecho civil propio de Balears. El último debate de la ley antifraude, en la que Hacienda ha incluido la modificación a la tributación de los denominados pactos sucesorios, constató el rechazo de la mayoría de partidos a este cambio en el Congreso. Si bien no llegó a votarse, la propuesta del PP para eliminar este punto del articulado de la ley contó con el apoyo de Ciudadanos, Vox, ERC, PdCat o BNG. Sólo el PSOE apoyó la reforma, mientras que Podemos vaciló. Las enmiendas al texto final de la ley se votarán el próximo martes.

La ponencia encargada de la ley antifraude se reunió este martes para incluir algunas enmiendas presentadas al texto. Salvo una del PP referente al impuesto de Patrimonio, básicamente se aceptaron enmiendas del PSOE. Si bien no hubo novedades sobre la redacción del punto sobre las herencias en vida, se constató la existencia de una mayoría partidaria de enterrar su reforma, que afectaría a la tributación del IRPF en el caso de los bienes vendidos antes de la muerte del donante. 

La ponencia acordó llevar la aprobación del texto final y de las enmiendas que quedan vivas al próximo martes en la Comisión de Hacienda del Congreso. El texto que salga se enviará al Senado antes de su aprobación definitiva.

Desde la sentencia del Supremo de 2016 que equiparó la tributación de las herencias en vida de los pactos sucesorios con la de las herencias por causa de muerte, se han disparado los pactos de los 30 de 2014, a los 4.198 realizas en 2020. En paralelo, Hacienda ha detectado un aumento de herencias en vida en las que, una vez recibidos los bienes a través del pacto sucesorio, son vendidos por el heredero, por lo que el fisco entiende que se simula la herencia para tributar menos en la venta.

Rechazo en Balears

Por ello, el Gobierno quiere ahora modificar la ley para que cualquiera que haya adquirido un bien con un pacto sucesorio, si vende antes de la muerte del donante, pague lo mismo en concepto de IRPF que si lo hubiera vendido éste, tributando sobre la ganancia respecto a cuando se compró ese bien. Una reforma cuestionada por partidos como PP, El Pi o Més y por fiscalistas del archipiélago, que creen que compromete la figura de los pactos sucesorios y a quienes dan la razón los expertos del Consejo Asesor de Derecho Civil del archipiélago.

Compartir el artículo

stats