Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciudadanos sitúa a Benalal como el instigador del golpe contra Guasp

La dirección nacional señala que él habría sido quien habría convencido a sus dos compañeros del polémico escrito - El diputado ibicenco recurre su suspensión de militancia: «Me han elegido como cabeza de turco»

El diputado Benalal en los pasillos del Parlament

El diputado Benalal en los pasillos del Parlament

La cúpula de Inés Arrimadas sitúa al diputado de Ciudadanos por Eivissa, Maxo Benalal, como el instigador del golpe interno contra su líder en Balears, Patricia Guasp. Esta sería la razón por la que de momento se le ha suspendido de militancia a él y no a los otros dos diputados críticos que firmaron el escrito para apartar a Guasp y darle la portavocía al que fuera candidato en las últimas elecciones, Marc Pérez-Ribas.

Según el expediente abierto por la dirección nacional del partido naranja, Benalal habría sido quien habría convencido a sus dos compañeros de grupo para efectuar la maniobra contra Guasp después de mantener con ella un enfrentamiento por el cobro de sus dietas del Parlament (36.000 euros en un año en concepto de alojamiento, transporte y manutención), por las que el partido le tiene abierto un segundo expediente. Por ello, la respuesta de la cúpula de Arrimadas por el golpe interno se centra por ahora contra Benalal, mientras los otros dos diputados, el propio Pérez-Ribas y el diputado por Menorca, Jesús Méndez, a los que también se ha abierto expediente, no han sido por ahora sancionados por el partido.

El diputado ibicenco considera que las acusaciones del partido «no tienen ni pies ni cabeza» y cree que ha sido «elegido como cabeza de turco» por parte de la dirección. Si bien ha eliminado de sus redes sociales que sea diputado de Ciudadanos, dejando únicamente en su descripción «diputado por Eivissa», confirmó ayer que ya ha presentado las alegaciones para recurrir su suspensión.

La división en el grupo parlamentario entre los tres diputados críticos y Guasp y su único diputado fiel, Junma Gómez es total. Precisamente, de acabar decidiendo la dirección nacional del partido la expulsión definitiva de Benalal, no está claro si Guasp podría expulsarlo del grupo al requerir de una mayoría del grupo con la que hoy no cuenta.

Mientras la cúpula de Arrimadas ha respondido de esta manera contra Benalal, siguen los contactos entre la aún portavoz, Patricia Guasp, y el portavoz adjunto, Marc Pérez-Ribas, para tratar de desactivar el golpe interno.

Sin cambio en la portavocía

Por ahora, transcurrida una semana desde que el Parlament reclamara a los diputados críticos el acta del partido en la que se decidió el cambio en la portavocía, y tras celebrarse una nueva reunión de la mesa, el escrito presentado por Pérez-Ribas junto a Benalal y Méndez, para apartar a Guasp sigue en el aire, y la líder del partido sigue también al frente del grupo parlamentario de Ciudadanos.

La Secretaría de Organización nacional del partido fue la encargada de informar a través de un mensaje a toda la militancia del partido en las islas de su decisión de responder con esta suspensión cautelar de militancia al diputado Maxo Benalal, uno de los tres parlamentarios críticos que firmaron el escrito para apartar a Guasp como portavoz del partido naranja en el Parlament, unos hechos que calificó de «infracción grave contra las normas internas de Cs».

Compartir el artículo

stats