DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciudadanos suspende de militancia por el golpe interno a su diputado Maxo Benalal

La cúpula de Arrimadas responde con esta medida cautelar al escrito para relevar a Guasp por Pérez-Ribas

Benalal, el pasado martes en los pasillos del Parlament

Benalal, el pasado martes en los pasillos del Parlament

Represalias por el golpe interno en Ciudadanos. La cúpula nacional de Inés Arrimadas suspende de manera cautelar de militancia a su diputado por Eivissa y miembro de la mesa del Parlament, Maxo Benalal. La dirección nacional del partido naranja responde con esta medida al golpe interno contra la actual portavoz y líder en las islas de la formación, Patricia Guasp. Unos hechos que la dirección ya desautorizó en su momento y considera ahora como "infracciones graves" contra las normas internas de Ciudadanos.

La Secretaría de Organización nacional ha sido la encargada de informar a través de un mensaje a toda la militancia del partido en las islas de su decisión de responder con esta suspensión cautelar de militancia al diputado Maxo Benalal, uno de los tres parlamentarios críticos que firmaron el escrito para apartar a Guasp como portavoz del partido naranja en el Parlament. De momento, los otros dos diputados que firmaron el escrito, el que fuera candidato en las últimas elecciones y actual portavoz adjunto, Marc Pérez-Ribas, y el diputado por Menorca, Jesús Méndez, si bien se les ha abierto expediente todavía no se ha tomado ningún tipo de medidas contra ellos, como la adoptada contra Benalal.

Proceso paralelo por el cobro dietas

Contra Benalal, el partido tiene en marcha otro expediente abierto por la falta de justificación en el cobro de dietas de la cámara autonómica, de la que fue el parlamentario de todo el hemiciclo en más ingresar en dietas: cerca de 36.000 euros en un solo años en concepto de alojamiento, alimentación y transporte, que ahora deberá regularizar. Aunque este tema puede haber contribuido a actuar, la suspensión responde por el momento únicamente al escrito que firmó con Pérez-Ribas y Méndez para apartar a Guasp de la portavocía.

Un golpe interno cuyo desenlace sigue en el aire después de que la Mesa del Parlament reclamara el acta de la reunión interna del grupo en la que los críticos constaron que eran mayoría para darle la portavocía a Pérez-Ribas. Según la dirección del partido, que no reconoce la reunión, el reglamento interno no prevé actas, y por ahora no se ha respondido al requerimiento de la cámara autonómica, lo que mantiene a Guasp como portavoz en el Parlament, pese a contar con el rechazo de tres de los cinco diputados.

En su perfil en Twitter, Benalal ya no se presenta en estos momento como diputado de Ciudadanos, sino únicamente como "diputado por Eivissa en el Parlament de Balears. Secretario segundo de la Mesa".

Compartir el artículo

stats