A partir del próximo domingo los mallorquines van a poder llegar a su casa a las 12 de la noche, al haber aprobado este lunes el Consell de Govern demorar una hora el toque de queda actualmente en vigor, al igual que elevar de seis a ocho el número de personas que podrán participar en reuniones sociales en espacios exteriores. Estas medidas se remitirán ahora al Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) para que las ratifique, pero hay que recordar que este organismo ya dio el visto bueno a estas restricciones cuando se levantó el estado de alarma.

El portavoz del Ejecutivo autonómico, Iago Negueruela, señaló que las medidas aprobadas este para que entren en vigor el próximo día 23 suponen un paso más en la reducción de las restricciones, e insistió en que en estos momentos apenas hay ya actividades que no se puedan desarrollar en el archipiélago, aunque sea con limitaciones.

Así, junto al retraso de una hora en la aplicación del toque de queda, que a partir del día 23 y hasta el 6 de junio se sitúa en las 12 de la noche, y la ampliación a ocho en el número de personas que podrán participar en reuniones familiares y sociales en espacios exteriores, se mantiene en cuatro el número máximo de participantes cuando sean en interiores, pero ya sin límite en los grupos de convivientes que participen.

Por lo demás, se prorrogan los controles sanitarios en puertos y aeropuertos para las personas de otras autonomías que deseen entrar en las islas, y el aforo máximo del 50% en los lugares de culto. Estas medidas necesitan el aval del TSJB por afectar a derechos fundamentales.

Hay que recordar que el Govern ya se comprometió el pasado día 7 a que a partir del 23 también podrán abrir el interior de sus locales, con un límite de aforo del 50%, los bares y restaurantes que no dispongan de terraza.

Restauración

Pero precisamente el hecho de que se demore una hora el toque de queda hace que desde el sector de la restauración se considere como seguro que también a estos negocios se les va a permitir seguir abiertos hasta las 11.30 de la noche, en lugar de tener que cerrar a las 10.30 como en estos momentos.

En este sentido, el presidente de la asociación de este sector en CAEB, Alfonso Robledo, recordó este lunes que su organización ya demandó esta medida al Govern en reuniones anteriores.

Según Robledo, prolongar una hora más la actividad de estos locales puede conllevar la posibilidad de alcanzar un turno más de servicios en las cenas, con la correspondiente mejora en la rentabilidad de uno de los sectores que se ha visto más afectado por las restricciones.

Incluso apuntó que permitir 60 minutos más de actividad nocturna a la restauración puede ser una vía para compensar la intención del Govern de autorizar sólo la apertura de los interiores cuando no se disponga de terraza.

Sin embargo, el portavoz del Govern se negó este lunes a confirmar si finalmente se va a conceder esta prórroga en su actividad a la restauración, alegando que este tema se abordará en la Mesa del Diálogo Social que se va a celebrar a finales de esta semana, en la que participarán patronales y sindicatos de las islas.

Negueruela a Ayuso: «Madrid está cerrada al turismo, Balears, no»

El portavoz del Govern balear, Iago Negeruela, rechazó este lunes las recientes críticas de la presidenta en funciones de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a Armengol por «arruinar» a empresas y familias por las prohibiciones. «Balears se presenta a Fitur abierta al mundo» por su seguridad sanitaria, lo que no sucede en Madrid, «prácticamente cerrada al mundo», criticó. 

Las claves

  1. Toque de queda a las 12 de la noche: A partir del próximo domingo, el toque de queda pasa de las 11 a las 12 de la noche. Por ello, la restauración reclama poder seguir abierta hasta las 11.30, en lugar de cerrar a las 10.30.
  2. Cambios en las reuniones sociales: El Govern va a aumentar el número de personas que pueden participar en las reuniones familiares que se realizan en exteriores, que pasa de seis a ocho. En interiores, se mantiene en cuatro pero se suprime el límite de núcleos de convivientes.
  3. Controles en puertos y aeropuertos: Se mantienen los controles sanitarios en puertos y aeropuertos para entrar en las islas, y el aforo máximo del 50% en lugares de culto.