Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Més se desentiende del director general implicado en el cártel y que colocó en el Govern

Company (PP): «Armengol pone al lobo cuidando las ovejas»

Félix Pablo Pindado, director general de Fondos Europeos.

Més per Mallorca, partido que colocó en el Govern al actual director general de Fondos Europeos, se desentiende ahora de Félix Pablo Pindado y su futuro político, después de que haya aflorado que éste participaba en el cártel estatal de consultoras que amaña contratos públicos, destapado por Competencia. En el Ejecutivo de Francina Armengol recuerdan que Pablo era cuota de Més, aunque ahora está adscrito a la conselleria del socialista Miquel Company.

Félix Pindado «no es un cargo de Més, ni la dirección general recae en este partido en la presente legislatura», sostienen actualmente desde el partido econacionalista después de que este diario desvelara ayer que el responsable de los fondos europeos del Govern aparece en correos electrónicos que le implican en el amaño de licitaciones mientras era socio de Jaume Garau, en la investigación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Los mails intervenidos acreditan cómo la consultora que tenía Félix Pablo se concertaba con otras para repartirse el negocio de los contratos públicos de distintas administraciones. Resulta clamoroso un correo electrónico del año 2014 en el que el hoy director general pide «cobertura» a una empresa aliada, Abay, para simular concurrencia y terminar ganando un contrato del ayuntamiento de Palencia.

Fue Garau quien en 2015 hizo que el entonces vicepresidente del Govern y líder de Més, Biel Barceló, fichara a Félix Pindado por su amplia trayectoria con la mecánica europea. Tras las elecciones autonómicas de 2019, desde la actual dirección de Més señalan que no solicitaron la dirección general de Fondos Europeos; tampoco la continuidad de Félix Pablo. El partido marca también distancias con Jaume Garau, después de que haya quedado acreditado la manipulación de contratos públicos que se repartían 22 consultoras españolas.

Competencia imputa directamente a Regio Plus Consulting SL, la empresa que hasta 2015 compartieron el hoy director general del Govern y Garau, como «impulsora» del cártel.

Silencio en Més

En Més declinan hacer valoraciones públicamente sobre la constatación del amaño contractual que dirigía su Garau, estratega electoral del partido hasta que estalló el caso Contratos que ahora se confirma. Ciñen las nuevas informaciones a un tema puramente privado y empresarial, sin relación con la formación. Cuando la justicia de Baleares archivó sendas investigaciones por el mencionado caso, Més celebró las resoluciones judiciales que beneficiaban a Garau.

En el Govern no reniegan de Félix Pablo; todo lo contrario, alaban su gestión al frente de una de las direcciones generales con más proyección para la consecución de financiación, máxime desde la pandemia covid-19. Las fuentes no entraron a valorar cómo encaja un alto cargo implicado en la manipulación de adjudicaciones públicas en un Govern de izquierdas que hace bandera de la ética.

Sí recordaron ayer que el director general en la picota llegó al cargo «por Més», y aunque la dirección general de Fondos Europeos está ahora en manos de los socialistas, afirman que durante el reparto de conselleries, el de Félix Pablo fue uno de los nombres que los tres socios del Pacto (Podemos, PSOE y Més) acordaron mantener.

«Armengol pone al lobo a cuidar a las ovejas», tuiteó ayer Biel Company. El presidente del PP balear, que fue acusación particular en una de las querellas contra Garau en su día por el caso Contratos, terminando sobreseída, añadió que «es imprescindible la comisión de control que venimos pidiendo» desde la oposición sobre este asunto.

Jaume Garau intentó invalidar los ‘mails’ que le inculpan alegando un ‘hackeo’

Durante la investigación sobre el cártel, Competencia encontró en un registro de Regio Plus, la empresa del director general Félix Pablo y Jaume Garau, «una carpeta denominada ‘Apoyo y Cobertura a terceros’», en la que «se incluyen todos los documentos relativos a las licitaciones manipuladas». Regio Plus trató de impedir que esta documentación, especialmente los correos electrónicos que demuestran la concertación previa para eliminar la competencia, fuera válida como prueba. Alegó que «la creación del citado sistema tuvo lugar en octubre de 2018 a consecuencia de un ataque informático sufrido por la empresa que motivó la necesidad de generar nuevos sistemas de gestión de archivos».

En esas fechas Garau era investigado doblemente por la justicia y por Competencia, que por su parte, desestimó la petición argumentando la comprobación exhaustiva del cruce de ‘mails’ con las otras consultoras registradas así como su «valor probatorio».

Compartir el artículo

stats