Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Més y Podemos admiten que no se “sienten ni cómodos ni orgullosos” con la autovía y por ello no han acudido a la inauguración

Iván Sevillano, conseller de Infraestructuras: “Actuar por responsabilidad no siempre supone actuar con convicción”

Protestas en la inauguración de la autopista de Campos

Més y Podemos, socios de Gobierno del PSIB-PSOE en el Consell de Mallorca, admiten que no han acudido a la inauguración de la autopista de Llucmajor a Campos, que ha realizado hoy la presidenta Catalina Cladera, debido a que “no se sienten ni orgullosos ni cómodos” con la infraestructura. La ausencia más destacada ha sido la del conseller de Infraestructuras del Consell que ha gestionado la obra, el podemita Iván Sevillano. El conseller de Podemos ha admitido hoy que no “se siente orgulloso” de la carretera y ha añadido que “actuar por responsabilidad no siempre supone actuar por convicción” en claras alusiones a que este tipo de infraestructuras no son de su agrado.

“Por convicción, en la actualidad estamos desarrollando otro tipo de políticas que incidan de una vez por todas en un cambio de modelo para que, lo antes posible, obras como esta no se hagan necesarias”, ha apuntado Sevillano para justificar su ausencia en la inaguración de hoy. El dirigente de Podemos ha recordado que “una cosa es que, a día de hoy, se trate de una obra necesaria y otra que podamos sentirnos orgullosos”, ha apostillado. Tampoco la vicepresidenta por Podemos. Aurora Ribot. ha decidido acudir a la inauguración de la polémica autovía.

Por su parte, tampoco ha acudido ningún dirigente de Més al acto. Ni la vicepresidenta Bel Busquets ni tampoco el conseller de Cooperación Local, Jaume Alzamora, y mucho menos el portavoz nacionalista, Guillem Balboa. En Més han admitido que “no es nuestro modelo de carretera” y, por ello, han evitado acudir al acto. 

Hay que recordar que la pasada legislatura, el entonces presidente del Consell y ahora portavoz de Més en el Parlament, Miquel Ensenyat, mantuvo un duro enfrentamiento con las organizaciones ecologistas que se oponían al proyecto de autopista. Ensenyat acusó a las entidades afines de su partido de “estar de vacaciones cuando gobierna el PP” y protestar cuando lo hace la izquierda. 

Compartir el artículo

stats