Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

pedro duque ministro de ciencia, innovación y universidades
Pedro Duque Ministro de ciencia, Innovación y Universidades

«Las empresas deben entender que su futuro pasa por su innovación»

«En el Congreso de los Diputados hay muy poco prurito de intentar decir la verdad, es muy desagradable el tremendo negativismo que hay»

El ministro Pedro Duque insta a invertir en Innovación para garantizar nuestro futuro B. Ramon

Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, visitó Palma el pasado jueves para asistir a la presentación del nuevo edificio del Sistema de Observación y Predicción Costero de Balears (SOCIB), que se ubicará en el Moll Vell de Palma y formará parte del Pol Marí de I+D+I. Esta entrevista se realizó ese mismo día, antes de su retorno a Madrid. 

Aparte de asistir a la presentación del nuevo edificio del SOCIB, ¿cuál ha sido el objeto de su viaje y de su reunión con el conseller de Fondos Europeos? 

El que hayamos arrancado por fin este proyecto es un objetivo muy importante así como conocer al nuevo conseller y ver cómo funciona para coordinar mejor esta iniciativa. Estamos en un proceso de asignación de los programas de I+D+I conjuntos de las comunidades autónomas y el Estado y todo está funcionando así que la visita era más un motivo de celebración que cualquier otra cosa.

¿En qué manera se puede beneficiar Balears de la llegada de fondos europeos para proyectos de I+D+I para reactivar una economía muy alicaída tras la pandemia? 

Las áreas de investigación ya desarrolladas en Balears podrán presentarse a las convocatorias de índole competitivo que vamos a sacar con unos fondos muy superiores a los de otros años. Se beneficiarán las áreas de Medio Ambiente, los estudios marinos y la física de sistemas complejos, que están contemplados en las líneas estratégicas del Gobierno y seguro que sacarán proyectos grandes e importantes.

¿Y los proyectos mixtos?

Los hemos llamado planes complementarios y son proyectos de I+D+I que hacen las comunidades autónomas entre sí y con el Gobierno con los que nos encontramos en fase de asignación. Seguro que uno o dos de ellos se van a realizar parcialmente en Balears. Estos programas también buscan favorecer la cohesión en la excelencia en I+D+I para dar prioridad a las CC AA menos avanzadas.

Explíqueme por favor de manera comprensible qué partida de Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la UE va a distribuir su Ministerio y de qué manera.

El 68% de todo el dinero (3.580 millones de euros) va a ir a convocatorias competitivas de diversas áreas del I+D. Ahora acabamos de sacar una que se llama pruebas de concepto...

....

Sí, se trata de que los investigadores que han desarrollado un proyecto durante varios años, cuando estén próximos a finalizarlo, puedan sacarle partido colaborando con empresas o produciendo algo con valor económico mediante estas convocatorias. Para poder probar que su invención se puede convertir en un producto. 

¿Qué más piensan hacer?

También habrá una compra pública de innovación en la cual todas las administraciones podrán hacer peticiones de cosas que quieren que se desarrollen como prototipos para mejorar su actividad. Pero prácticamente todo el dinero va a ir a esas convocatorias competitivas que se llevarán los mejores proyectos que serán evaluados de manera externa e independiente.

El ministro Duque gesticula en un momento de la entrevista. B.RAMON

¿Qué otras ayudas se repartirán?

Bastantes centros, científicos o no, podrán acceder a las ayudas para mejorar la eficiencia energética de los edificios que los albergan. Espero que a partir de ahora veamos que muchos edificios públicos empiecen a mejorar. El gran cambio en el área de Innovación es esta explosión de convocatorias competitivas en las cuales habrá muchas más oportunidades para los científicos y habrá convocatorias dirigidas a áreas específicamente estratégicas. Y esto es el cambio importante que estamos haciendo. Se podrán conceder proyectos por unas cuantías bastante superiores a las habituales en ciertas áreas estratégicas que todos conocemos: la transición energética, las comunicaciones cuánticas... las ocho áreas que hemos definido.

Se ha vendido la llegada de fondos europeos como una oportunidad para cambiar el modelo productivo. ¿Qué pueden o deben mejorar? ¿Nos pueden llegar a cambiar?

Pueden hacerlo perfectamente. A nivel general pueden mejorar las infraestructuras para que la economía discurra más fluidamente. Las comunicaciones, los ferrocarriles, la banda ancha que puede dar cabida a negocios donde antes no los había... Pero habrá otras inversiones que hagan que en el futuro tengamos que gastar mucho menos dinero importando petróleo. Eso lo van a provocar todas las inversiones para mejorar la eficiencia energética. Cambia un poco el modelo productivo pero lo que varía sobre todo es la estructura presupuestaria. Hay que gastar mucho menos dinero en importar energía si la generamos nosotros.

Y ese dinero que nos ahorraremos lo destinaremos a...

Esperemos que a cambiar el modelo productivo, lo que en mi opinión requiere mucha mayor inversión de la realizada en este país hasta ahora en Educación y Formación y Ciencia e Innovación. Cambiar el modelo productivo significa innovar, tener unas empresas que hacen unas cosas que antes no se hacían y que gracias a ello tienen un mejor mercado. Subir nuestro presupuesto en Innovación es lo que cambia nuestro modelo productivo.

En estos momentos, ¿qué porcentaje del PIB estatal se está dedicando a I+D+I?

Ahora mismo en España, entre el sector privado y el público, se dedica un 1,25% del PIB.

Y en su opinión, ¿cuál sería la inversión deseable?

Es que ya hay muy poca opinión sobre esto, ya hay dictámenes de todos los expertos de que para poder mantener nuestro nivel de vida, nuestro estado de bienestar, para poder pagar las pensiones, la dependencia, para que la gente tenga cada vez sueldos más decentes y haya menos paro, todos los años habría que gastar, invertir, el 3% del PIB. La UE nos ha conminado a alcanzar este porcentaje en 2030 y que un 40% procediera de fondos públicos. 

¿Cómo incentivaría una mayor inversión del potente sector turístico balear en proyectos de innovación?

Hay que separar la inversión en la propia actividad de las empresas del mecenazgo que se da en EEUU prácticamente de manera exclusiva en temas médicos por parte de grupos ajenos a ellos y que creo que habría que fomentar aquí con unas buenas exenciones fiscales. Otra cosa muy diferente es que las empresas deben entender que su futuro pasa por su innovación, de que no ofrezcan siempre lo mismo. Y eso es aplicable a todas las industrias y a todas las actividades. Y al turismo también. Y pienso que no hay que incentivar nada. Las empresas se convencen fácilmente cuando los argumentos son de negocio. Cuando perciban que su negocio se queda estancado, empezarán a invertir en I+D+I y ahí es donde debemos estar los poderes públicos para apoyarlas.

¿Evitará la nueva ley de Ciencia en la que trabajan la fuga de cerebros y de profesionales cualificados que padece este país?

Para eso estamos diseñando una nueva forma de contratar a los científicos de plantilla. Es un nuevo programa Ramón y Cajal en el que, después de una entrada tras una selección muy exigente, contempla unos años después una evaluación del trabajo realizado por el científico. Los que pasan esa evaluación son premiados con una posición más estable dentro del sistema.

¿Se trata de una plaza definitiva?

 Solo para los que superen la evaluación muy exigente del Ramón y Cajal. También se fomentarán los servicios transversales que trabajan para los diferentes laboratorios. Si todo esto crece, habrá una proporción mayor de personas contratadas de una forma estable en la Ciencia de las que hay ahora. El fomento de estos servicios transversales que ya se hace con los animalarios es lo que dará a este país una estructura científica más parecida a la que tienen otros países. 

Salud Deudero dimitió como directora del Centro Oceanográfico de Balears harta de la excesiva fiscalización por parte de Hacienda de todo gasto en las investigaciones. ¿Se van a simplificar los trámites para que un científico justifique la compra de una silla en la que sentarse durante su trabajo?

Es totalmente cierto que había una debilidad enorme en la administración del Instituto Español de Oceanografía, por eso hemos pensado que es mejor que estén integrados dentro del CSIC, que tiene una estructura administrativa mucho más ágil y de respuesta más rápida. Seguirán funcionando como hasta ahora pero con una estructura administrativa más ágil. 

La interpretación de los científicos es que los políticos les han puesto esas trabas burocráticas porque piensan que todo el mundo va a robar como ellos...

Se han hecho cosas, se han flexibilizado los contratos, se han aumentando las cuantías de los proyectos científicos... Los cambios efectuados en marzo de 2019 están comenzando a dar sus frutos. Pero hasta que no pasemos el «sarampión» de los Fondos Feder europeos que exigen una gran fiscalización, va a haber que seguir haciéndolo así. Gracias a la presión ejercida sobre todo desde la Ciencia, en su próximo periodo estas subvenciones europeas serán más flexibles. Se abre la luz, digamos. Pero ha de quedar claro que es nuestra responsabilidad controlar el dinero público por lo que no podemos flexibilizar las condiciones infinitamente.

¿Es cierto que el proyecto de vacuna covid-19 español se ha visto ralentizado porque no había fondos para adquirir unos caros ratones de laboratorio que produce una granja holandesa?

Lo desmiento categóricamente porque es cien por cien mentira. Lo que es verdad es que los ratones humanizados que se fabricaron para la anterior pandemia estaban en ciertos sitios como embriones congelados y se tardó un tiempo en ir sacándolos. Innegablemente, un país que invierte el 1,25% del PIB y con unos recortes tremendos en Ciencia no era el primer cliente al que iba a proveer la empresa de los ratones. El Instituto Nacional de la Salud de EE UU hace compras de un volumen importantísimo pero nosotros no y tardamos unas semanas en conseguirlos. Que yo sepa, a los que investigan la vacuna española no les hemos dicho que no a nada y hemos estabilizado a medio centenar de personas que tenían contratos temporales. Hemos puesto 4,5 millones para que el CSIC investigara y 24 millones para proyectos de investigación clínica.

¿Cuál ha sido su experiencia más desagradable como ministro?

Entre otras, oír barbaridades en el Congreso de los Diputados. Hay muy poco prurito de intentar decir la verdad. Hay mucha costumbre de decir lo que haga falta para fastidiar. Es una técnica que consiste en decir un montón de mentiras en los dos minutos y medio que te dan para que el contrincante no tenga tiempo en su turno de desmentirlas. Es un horror al que ya me he acostumbrado. Pero es muy desagradable el tremendo negativismo que hay.

¿Cómo se vivió en el seno del Gobierno la salida inesperada de Pablo Iglesias?

No sé cómo lo vivieron los demás pero a mi me causó una enorme sorpresa porque no tenía ni idea de lo que pensaba hacer.

Ha estado dos veces en el espacio, ¿se ven las cosas con otra perspectiva desde allí?

Sí, ves lo grande y no ves lo pequeño. Es muy enriquecedor comprobar que el mundo es uno solo.

Compartir el artículo

stats