Guardia Civil, Policía Nacional, junto a los cuerpos de Policía Local y los inspectores del Govern, van a reforzar los controles de vigilancia para garantizar el cumplimiento de las medidas anticovid durante este fin de semana. Los agentes han puesto en marcha distintos operativos para evitar la celebración de fiestas ilegales y botellones, y asegurarse de que se cumpla el toque de queda a las once de la noche.

Desde la Delegación del Gobierno en las islas se informó ayer de que tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional tienen previsto reforzar los dispositivos de vigilancia a partir de la tarde de hoy durante todo el fin de semana. El objetivo es garantizar el cumplimiento de la normas establecidas por el Govern para frenar la pandemia, como el toque de queda a las once de la noche y la limitación de aforos en bares y y restaurantes.

La Guardia Civil continúa con los dispositivos de cumplimiento de la normativa Covid Guardia Civil

Los distintos cuerpos de las islas tienen previsto llevar a cabo distintos dispositivos de vigilancia y seguridad ciudadana a lo largo de todo el fin de semana, que se enfocarán especialmente en los lugares donde se presume que se pueden celebrar fiestas ilegales, botellones y otras actividades en las que se puedan producir aglomeraciones de personas.

Los controles comenzaron ayer por la tarde, cuando inspectores del Govern, apoyados por agentes policiales, examinaron determinados restaurantes y locales de «tardeo» para asegurarse de que respetaban las medidas de aforo y distancia de seguridad establecidas para evitar la expansión de la pandemia.

Desde que comenzó la pandemia, tanto las Fuerzas de Seguridad como los inspectores del Govern han realizado numerosos controles en establecimientos y en lugares donde se celebraban reuniones no autorizadas.