La presidenta de la Comunidad de Madrid, la popular Isabel Díaz Ayuso, contestó ayer a la presidenta del Govern, Francina Armengol, que no está «ni para hablar ni para dar lecciones a los demás» cuando «han arruinado a muchísimas familias». La dirigente madrileña contestó así a las declaraciones de Armengol, en las que señalaba que la alta incidencia de casos de coronavirus que registra Madrid es un «lastre» para la apertura al turismo en Baleares.

Ayuso instó a que se pregunte a la presidenta balear «cómo tiene a los comercios, a la hostelería, a la restauración y a las clases medias». «Creo que no está ni para hablar ni para dar lecciones a los demás, han arruinado a muchísimas familias y, desde luego, lo que no puede ser es que si vienen muchos turistas franceses es culpa mía y si no vienen turistas británicos es culpa mía», contratacó.

A su parecer, lo que sucede es que «este PSOE, que se ha vuelto el más puritano de España, no hace otra cosa más que insultar y estigmatizar a Madrid con las cañas y los toros». «¿Pero qué se piensan que es Madrid? ¿Por qué tantos ciudadanos de todos los rincones vienen a vivir aquí?», se preguntó la presidenta popular.

Para Ayuso, los socialistas no están asumiendo «la derrota electoral» y «continúa con su obsesión irremediable contra Madrid». En este punto, señaló que otras autonomías «han llegado a tener unas incidencias muchísimo peores que las de Madrid en la segunda y en la tercera ola» de la pandemia.

Ayuso contestaba así a las declaraciones realizadas el jueves por Armengol en una entrevista con Espejo Público, en las que denunció que «si Madrid estuviera en la incidencia sanitaria en la que está Baleares, o toda la media de España, para no hablar sólo de Madrid, ya estaríamos abiertos a Reino Unido».

En la misma entrevista, la líder balear reivindicó en la misma línea que el Gobierno negocie con Reino Unido para que «diferencien a los dos archipiélagos» del resto de la península. «Tenemos sistemas de control diferentes, estamos en situaciones diferentes y en toda Europa se diferencian ya los territorios dentro de cada país», apuntó la socialista.

Armengol también subrayó que si Baleares tiene cifras bajas de incidencia es precisamente por haber aplicado restricciones y reiteró que el Govern ha optado por una desescalada «lenta» y «rigurosa» y por «salvar vidas»: «Creo que la responsabilidad de un político es plantear las cosas desde el rigor y pensar en el interés general y no el interés electoral».