El Govern ha presentado esta mañana una nueva herramienta para frenar el abuso sexual infantil en las islas. Se trata de una especie de cuestionario dirigido a los profesionales para que estos puedan prevenir el abuso hacia los menores.

"A través de este instrumento, los profesionales harán las preguntas adecuadas para detectar a aquellos niños vícimas de la explotación" ha explicado Fina Santiago, consellera de Asuntos Sociales.

Además, la consellera ha añadido que "no sólo detectará los casos de víctimas, sino también aquellos que estén en riesgo de poder serlo, ese es el gran avance de este instrumento, la capacidad de prevención desde el principio".

Periodo de prueba

Este nuevo protocolo se dirige principalmente a 3 sectores vinculados con los menores, como son el educativo, sanitario y social, aunque se espera que se pueda extender a todos los ámbitos una vez finalice su validación.

"Es una herramienta pionera que está en periodo de validación, es decir, tenemos que comprobar que funciona y detecta los casos. Una vez pasemos este proceso, esperamos la aprobación de la Unión Europea y que se pueda incluir dentro de los protocolos de actuación frente al abuso sexual infantil" ha asegurado Mercedes Garrido, consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad.

"Sugar Baby"

Por otro lado, la propia Garrido ha declarado que esta herramienta también pondrá el foco en lo que se conoce como 'Sugar Baby' o 'Sugar Daddy': "hay que centrarse mucho en analizar a estos hombres mayores que ponen precio a los menores y los utilizan. Tenemos que frenar este tipo de situaciones".

Por último, explicaron que en este proyecto han participado los profesionales y también 4 Universidades, con especial mención para la UIB.