Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Denuncian seis infecciones graves en la oreja por piercings realizados en un mismo local

Las personas afectadas, todas mujeres y dos de ellas menores de edad, han requerido ingreso hospitalario y dos continúan en la Palmaplanas

Denuncian seis infecciones graves en la oreja por piercings realizados en un mismo local

Denuncian seis infecciones graves en la oreja por piercings realizados en un mismo local DM

El otorrino jefe de Son Espases, Palmaplanas y la Rotger, Manuel Tomás Barberán, ha denunciado que en el último mes ha tenido que ingresar en estos tres centros sanitarios a seis mujeres con una infección grave en el cartílago de la oreja tras realizarse un piercing en el mismo establecimiento, el conocido Colors Tattoo ubicado en el número 12 de la calle Olmos de Palma. Tomás ya ha puesto en conocimiento de las autoridades sanitarias.

«¡Y dos de ellas eran menores de edad! Una tiene 14 años y acudió al establecimiento junto a su hermana de 19 años, a la que también tuvimos que ingresar. La otra menor afectada tiene 16 años y también hemos detectado el mismo problema en otras tres mujeres de 39,41 y 51 años», detalla el otorrino.

El problema lo ocasionan los piercings realizados en el cartílago del pabellón auditivo ya que allí no llega el riego sanguíneo ni, por tanto, tampoco el antibiótico usado para atajar las infecciones, explica el experto.

«No se trata de un problema de vida o muerte, pero si se infecta todo el pabellón y la medicación no funciona, pueden perder la oreja. El cartílago no tiene riego sanguíneo propio, le llega desde el lado, y por tanto tampoco le llega el antibiótico hospitalario que usamos en estos casos. Se trata de una infección que nos pone en jaque precisamente por esto, porque no le llega el antibiótico para curarla», abunda Manuel Tomás, que revela que los ingresos hospitalarios por esta causa se dilatan entre una semana y diez días y que para su tratamiento requieren de carísimos antibióticos hospitalarios que se suministran por vía intravenosa.

Dos de las afectadas tuvieron que ser ingresadas en Son Espases, otras dos en la Rotger y otras dos, que aún continúan hospitalizadas, lo están en la Palmaplanas. Y no solo es el problema de salud que provocan los piercings en esa zona de la oreja, sino el coste que puede conllevar. A una de las ingresadas en un centro privado su seguro le ha comunicado que igual no le cubre el gasto al considerar que ha incurrido en una irresponsabilidad personal al realizárselo, explica el especialista.

Y si el tratamiento no funciona, las consecuencias pueden ser dramáticas, estéticamente hablando: «Si desaparece tu cartílago, la forma original de tu oreja se pierde, se queda como una pasa. Los afectados por estas infecciones pueden quedar deformados», advierte para concluir el doctor Tomás aconsejando que, antes que en el cartílago de la oreja, los piercings se hagan en el de la nariz ya que allí «hay menos cartílago y le llega más sangre. Al de la oreja solo le llega por proximidad».

Cort, a la espera del informe de salud ambiental

Pese a que las seis afectadas por los piercings auriculares se los habían hecho en el mismo local, el establecimiento permanecía ayer abierto de par en par. Salud explicó que las competencias en esta materia son municipales y que Cort, efectivamente, está a la espera de un informe que debe elaborar una inspectora del departamento de Salud Ambiental. Este determinará si el local ha incurrido o no en malas prácticas y condicionará la actuación del consistorio palmesano. 

Compartir el artículo

stats