La pandemia sigue bajo control en Baleares, que sigue adelgazando su registro de casos activos. El elevado número de altas registrado en las últimas 24 horas dejó ayer en 903 el número de positivos atendidos por el servicio de Salud, la cifra más baja de las últimas semanas. Según contabiliza Salud, se ha producido un total de 139 altas: trece de esas personas estaban hospitalizadas y otros 126 pacientes eran atendidos por Atención Primaria.

La conselleria que dirige Patricia Gómez informó ayer del diagnóstico de 50 contagios más de SARS-CoV-2 en la última jornada, con lo que se han detectado en las islas 59.598 casos desde que empezó la pandemia. Sin nuevas defunciones, la cifra de fallecidos se mantuvo en 830.

En su balance diario, el Govern informó del descenso en la hospitalización, con 33 personas ingresadas en planta con covid-19 (seis menos) y 21 pacientes en cuidados intensivos (dos menos que la jornada anterior).

La tasa de positividad de las 3.401 pruebas diagnósticas realizadas en las últimas 24 horas es del 1,47%, por debato del 2,05% registrado la víspera.

En cuanto a la incidencia acumulada, según los datos publicados por Sanidad este pasado martes, 680 casos han sido diagnosticados en los últimos 14 días y 294 en la última semana.

De este modo, la incidencia acumulada es de 58,04 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días en la comunidad, un registro muy similar al de las últimas semanas.