Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armengol se trae de Berlín la promesa de alargar la temporada

La presidenta cierra su gira para posicionar a Balears en el mercado alemán con «el compromiso» de la llegada de turistas hasta otoño y vendiendo un turismo seguro y familiar

Rosana Morillo, la presidenta Armengol y el conseller Negueruela , de espaldas Norbert Fiebig, presidente de la patronal DRV, en Berlín.

La presidenta Francina Armengol se trae de Berlín «el compromiso» de la gran patronal turística alemana, la DRV de alargar las vacaciones del primer mercado emisor de las islas hasta el otoño, y también del Grupo TUI. La Asociación de Agencias de Viajes (DRV), la puerta de entrada para garantizar la comercialización de las islas, ha transmitido a la comitiva del Govern desplazada a la capital germana esta semana, que Balears puede ser un «destino prioritario» por su baja incidencia «y los controles que seguiremos manteniendo toda la temporada», en palabras de la jefa del Ejecutivo.

El conseller Negueruela y la presidenta Armengol en la entrada a las oficinas de la patronal alemana DRV, en Berlín. CAIB

Armengol, que también mantuvo este martes dos entrevistas con medios de comunicación alemanes para dar confianza a los turistas, ha vendido al archipiélago como un destino que destila seguridad en medio de otro verano pandémico e interesado en atraer a un turismo familiar que sea responsable ante las restricciones que seguirán marcando las vacaciones.

Armengol, el conseller de Economía, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, la directora general de Turismo, Rosana Morillo, y la directora adjunta de la Agencia de Estrategia Turística (Aetib), Esther Callizo, se reunieron por la mañana con el presidente de la patronal de agencias y turoperadores DRV, Norbert Fiebig, su director, Voker Adams, y la representante de Promoción, Verena Grossjohan, en un encuentro calificado como «muy provecho» por la mandataria balear.

Rosana Morillo, Sebastian Ebel, director financiero de TUI, Armengol y Thomas Ellerberc, responsable de Comunicación del TTOO. CAIB

Además de que «se nos han elogiado» las medidas de seguridad y la baja incidencia de covid en las islas, «por debajo de 25 a siete días» por 100.000 habitantes (parámetro más utilizado en el país germano), señala Armengol, se ha acordado planificar el verano «desde el objetivo de la seguridad» tanto para los residentes como para los turistas.

El sector turístico alemán y el Govern apuestan por «estimular» la demanda de un turismo familiar, una prioridad para Alemania en su desescalada.

Compartir el artículo

stats