Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector rebelde de Ciudadanos se acerca al PP de Balears

El éxodo hacia los populares dependerá de la decisión del Parlament sobre si el díscolo Pérez-Ribas arrebata la portavocía a Patricia Guasp

Patricia Guasp y Marc Pérez-Ribas, líderes de los dos sectores enfrentados en Ciudadanos.

Patricia Guasp y Marc Pérez-Ribas, líderes de los dos sectores enfrentados en Ciudadanos.

La crisis total que vive Ciudadanos en Balears se puede saldar en las próximas semanas con un éxodo de dirigentes del sector crítico hacia el PP de Balears. En las últimas semanas ha habido acercamiento entre el sector que comanda Marc Pérez-Ribas y el PP que dirige Biel Company. Todo ello después de que los críticos impulsaran un golpe de mano contra la actual portavoz naranja, Patricia Guasp.

Según ha podido saber este periódico, todo dependerá de la decisión del Parlament sobre si Pérez-Ribas arrebata la portavocía a Guasp. Una decisión que tiene un difícil encaje jurídico y los letrados de la Cámara Autonómica están estudiando con detenimiento. Según el reglamento, el portavoz se elige a principio de legislatura con la firma de todos los diputados de su grupo y, a partir de ahí, cualquier cambio o interlocución ante la Mesa del Parlament debe hacerla siempre el portavoz, Patricia Guasp. Así, el escrito de los críticos no tendría validez y la autoproclamación de Pérez-Ribas quedaría en papel mojado.

En el caso de que el Parlament decida que el golpe de mano de los críticos no tiene recorrido, el traspaso al PP de un número significativo de dirigentes y afiliados podría ser un hecho. Los populares les han hecho llegar a los naranjas críticos que el PP «es la casa común del centro derecha». Por consiguiente, serían bien recibidos en el caso de que decidan abandonar Ciudadanos.

Hay que tener en cuenta que tres de los cinco diputados naranjas de las islas son los firmantes del documento donde Pérez-Ribas se autoproclama portavoz. En es el caso de los parlamentarios por Eivissa y Menorca, Maxo Benalal y Juan Méndez, además del propio Marc Pérez-Ribas.

En el bando opuesto solo quedan la actual portavoz, Patricia Guasp y el diputado Juan Manuel Gómez. Curiosamente estos dos últimos ya pertenecieron al PP en el pasado.

En el caso de que se produzca el traspaso de los críticos, el PP se encontrará con que tendrá tres diputados más en la Cámara Autonómica, ya que ni Perez-Ribas, ni tampoco sus compañeros Benalal y Méndez piensan en dejar el acta de parlamentarios.

Contactos con el PP de Balears

Fuentes de Ciudadanos admitieron que son los propios críticos de su partido los que se han encargado de tender los puentes con el PP. Ha trascendido que en las últimas semanas ha habido contactos y todo está a expensas de lo que ocurra con el informe jurídico del Parlament.

La líder naranja, Patricia Guasp, que tiene el respaldo de la dirección nacional y de la propia Inés Arrimadas, arremetió ayer contra sus compañeros que han impulsado el golpe de mano contra ella: «No es el momento de aventuras personales ni de personalismos, es el momento de la unidad», indicó ayer Guasp visiblemente enfadada por la crisis del partido.

Ciudadanos de Balears anunció el pasado viernes que abriría un expediente contra los tres diputados díscolos que impulsaron la rebelión. No obstante, ellos niegan que la dirección nacional de los naranjas ha iniciado la apertura de dicho expediente. 

En noviembre ya se produjeron las primeras fugas naranjas hacia los populares

Destacados afiliados de Ciudadanos se inscribieron como nuevos militantes del Partido Popular de las islas el pasado mes de noviembre. Fueron las primeras fugas desde las filas naranjas que aterrizan en el PP de Biel Company. Se trata de Pedro Miró, que fue coordinador de Cs de Palma, y de Miguel Busquets, exmiembro del comité nacional junto a Albert Rivera. En el PP de Balears ya advirtieron de que Miró y Busquets no serían los últimos.

Compartir el artículo

stats