La Guardia Civil ha levantado en la última semana 112 denuncias por incumplir la normativa anticovid, periodo en el que ha desmontado 15 fiestas ilegales, 9 de ellas entre el sábado y el domingo.

Así lo ha detallado la delegada del Gobierno en las islas, Aina Calvo, en una rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Centro de Mando Operativo Integrado del Plan Territorial de Protección Civil para tratar las nuevas medidas de desescalada.

Según los datos aportados por Calvo, la Policía Nacional ha levantado en la última semana 119 actas en las islas, la mayoría de ellas relacionadas con la celebración de fiestas en las que se excedía el aforo permitido y en las que los asistentes no portaban mascarilla ni respetaban la distancia de seguridad.

Agentes de la Policía Nacional interrumpieron este último fin de semana dos fiestas que se estaban celebrando en Palma, una de ellas con DJ incluido.

Por su parte, la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, que ha presidido la reunión, ha explicado que el operativo coordinado por el Govern ha realizado desde junio de 2020 hasta 2.602 inspecciones y ha levantado 1.245 actas.

En estos últimos siete días, este operativo ha llevado a cabo 107 inspecciones y ha levantado 90 actas, ha informado la consellera.

Desde el pasado julio, que entró en vigor un régimen sancionador específico de incumplimiento de las medidas sanitarias, Baleares ha registrado un total de 18.985 denuncias, que incluyen las remitidas tanto por los inspectores del Govern como por el resto de administraciones en la comunidad.

Estas sanciones, que acumulan multas por unos 3,7 millones de euros, afectan sobre todo a establecimientos. "El objetivo no es poner multas, sino que se cumpla la normativa", ha aseverado la consellera Garrido.