Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ajustes de hasta un 20% en los alquileres de oficinas pero su precio no baja

Se prevé un aumento de la demanda de instalaciones con menores superficies

Jaume III.

Jaume III.

La pandemia apenas ha vaciado las oficinas de las islas pese a la caída de actividad y las restricciones que se han adoptando. La disponibilidad de estos espacios solo se ha incrementado un 2% a lo largo de pasado año, en gran medida gracias a la flexibilidad de los propietarios, que han aceptado aplicar bonificaciones en sus rentas, especialmente a las empresas de sectores más afectados por la pandemia, que se han movido en torno a un 20%, según se pone de relieve en el último informe de la consultora CBRE. Por contra, apenas se han dado transacciones «principalmente por la postura de las empresas de observar y esperar». Eso hace que los precios se estén manteniendo estables.

De esta forma, la zona más cara es la del centro y Casco Antiguo de Palma, donde se pagan entre seis y diez euros por metro cuadrado y mes. Por contra, la zona más económica es la del polígono de Son Oms, donde esos importes se mueven entre los cuatro y los cinco euros.

Hacia oficinas más pequeñas

Pero los efectos del coronavirus van a generar cambios en este sector del mercado inmobiliario, según se subraya desde CBRE. Para empezar, la creciente implantación del teletrabajo va a hacer que las necesidades de espacio en las oficinas sean menores, lo que elevará la disponibilidad y hará necesario un reajuste de los alquileres.

A ello se suma la previsión de un aumento del desempleo debido al impacto que la covid-19 ha tenido en el sector turístico, con ajustes de plantillas que también harán que el espacio necesario sea menor. Estas reestructuraciones se producirán, según se vaticina, cuando cesen las ayudas estatales (ERTE) y las empresas deban adaptarse a su nueva realidad.

Por ello, se señala el creciente interés por aquellas oficinas cuya superficie no supere los 500 metros cuadrados y se encuentren en las zonas más cotizadas, especialmente por parte de aquellos negocios que necesitan reducir costes pero mantener su representatividad.

En cualquier caso, se señala que durante el presente año la demanda de oficinas estará liderada por las grandes empresas que buscan espacios que ayuden a cumplir con todas las medidas sanitarias y que ofrezcan a sus empleados garantías de seguridad y salud. Pero se añade que la situación actual es temporal, de ahí la opinión de que uno de los aspectos que se valorará es la posibilidad de incrementar la superficie de oficinas en un mismo edificio.

Compartir el artículo

stats