Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cladera garantiza que ninguna carretera de Mallorca se verá afectada por los peajes

La Plataforma Antiautopista apunta que la medida que quiere impulsar el Gobierno central pone de manifiesto “la inviabilidad financiera de estas infraestructuras” y piden al Consell que renuncie al Plan de Carreteras.

Catalina Cladera, presidenta del Consell de Mallorca, en una imagen de archivo.

Catalina Cladera, presidenta del Consell de Mallorca, en una imagen de archivo.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha garantizado este viernes que ninguna carretera de Mallorca se verá afectada por los planes del Gobierno central de gravarlas con peajes a partir del año 2024. “Todas las carreteras de Mallorca las gestiona el Consell y no hay ninguna de estatal. Está medida solo afectaría a carreteras de ámbito nacional, no de las insulares”, ha asegurado la presidenta insular. Cladera ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a los mallorquines y lo ha hecho este viernes con una frase contundente: “El Consell de Mallorca quita peajes, como el túnel de Sóller, y en ningún caso los pondrá”.

Catalina Cladera ha explicado también que esto es una propuesta que se ha enviado a Europa, que ya había estado sobre la mesa en otras ocasiones y que para que se culmine “al Gobierno todavía le queda mucho trabajo por hacer”. En este sentido, la presidenta de Mallorca ha reiterado que si prospera “en ningún caso afectará a las carreteras de nuestra isla y solo se aplicará en las vías de la Península”. Creo que nos hemos puesta la venda antes de la herida en esta cuestión y se ha avivado una polémica excesiva”, ha señalado Cladera.

Esta última frase de la presidenta del Consell estaba dirigida, sin ninguna duda, hacia sus socios de Més, que ayer salieron en tromba y arremetieron contra el Gobierno de Pedro Sánchez por esta medida de colocar peajes en las autovías a partir del 2024.

Plataforma Antiautopista

Por otra parte, la Plataforma Antiautopista ha señalado este viernes en un comunicado que la propuesta de peajes del Gobierno central “pone de manifiesto la inviabilidad financiera de estas infraestructuras”. En este sentido, desde la entidad que aglutina a diferentes grupos ecologistas de la isla contra las grandes infraestructuras viarias, ponen de ejemplo a la autopista de Llucmajor a Campos por su elevado coste, 28 millones de euros más el mantenimiento anual. “El anuncio del gobierno de España de tasar con cinco céntimos de euro por kilómetro el uso de las autopistas y autovías pone de manifiesto la inviabilidad económica de estas infraestructuras. España, quincuagésimo segundo país del mundo en extensión, tiene la tercera red de autopistas más extensa, sólo por detrás de la de EE.UU. y China. Y ahora descubre con horror que no puede pagarlas. Mallorca, la segunda sociedad más motorizada del planeta, debería frenar antes de que fuera demasiado tarde”, señalan desde las entidades ecologistas. 

Por ello, desde la Platafoma Antiautopista reclaman al Consell que “renuncie a unos convenios de carreteras que son un cáncer financiero, territorial y ambiental e impulsar, mientras le queden recursos, planes para una movilidad pública , suficiente, solidaria, austera y sostenible”. 

Compartir el artículo

stats