Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El TSJB no resuelve las dudas legales de las próximas restricciones

Dos de los cinco jueces defienden que se debía dar respuesta a la petición planteada por el Govern

El juez Fiol no coincide con el criterio mayoritario del tribunal que preside

La justicia balear no ha querido dar respuesta a las dudas legales que plantean las medidas restrictivas, justificadas por la situación sanitaria, que pretende imponer el Govern. De esta forma, el TSJB ha reclinado aceptar a trámite, y lo ha decidido antes de lo previsto, la demanda que el Ejecutivo había planteado, pidiendo un pronunciamiento previo a las limitaciones que quiere imponer para controlar la pandemia, en el momento que se suspenda el estado de alarma, que se levanta el próximo domingo. La Sala, formada por los cinco jueces, ha considerado que no cabe pronunciarse sobre una decisión del Govern que todavía no se ha producido. Y aludiendo a cuestiones de forma, la Sala ni siquiera ha querido entrar en el fondo de la petición que solicitaba el Ejecutivo. Lo hará cuando se conozca las restricciones que se van a imponer, y no antes. Por tanto, según el criterio impuesto por el TSJB, será necesario una nueva demanda para concretar si el Govern puede imponer estas restricciones y prohibiciones sin contar con el paraguas del estado de alarma, como ha venido haciéndolo en los últimos meses.

Aunque el tribunal se ha pronunciado antes de lo anunciado no lo ha hecho sin una profunda discusión previa de los cinco jueces que forman esta Sala. Lo demuestra la distinta interpretación que han realizado dos de los cinco magistrados, que son además los más veteranos de este tribunal. Gabriel Fiol, el presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo, y Pablo Delfont, su más que posible sustituto, no coinciden con el criterio que ha impuesto sus otros tres compañeros, que se han convertido en mayoría y por tanto han impuesto su criterio. 

Los dos jueces discrepantes creen que se debía dar respuesta a la petición del Govern

decoration

Estos dos magistrados han dictado sendos autos discrepantes, que coinciden en señalar que la demanda debió ser aceptada y el tribunal debió entrar en el fondo de la propuesta que planteaba el Ejecutiva en busca de un amparo legal ante las medidas restrictivas que quiere imponer para seguir controlando los contagios.

Así, el juez Fiol critica que sus compañeros han optado por «huir del problema real» que se les ha planteado, sin afrontarlo, porque la respuesta que buscaba el Govern era establecer la proporcionalidad de «unas medidas restrictivas y la necesidad real de adoptarlas en función de la situación que marque la evolución de la pandemia». El veterano magistrado insiste en la necesidad de huir de interpretaciones de forma, sino que se debe entrar en el fondo de la discusión que se planteaba.

El magistrado Pablo Delfont coincide con el mismo criterio que defiende el presidente del tribunal del que forma parte. Tampoco está conforme el juez en que el TSJB no haya aceptado a trámite la demanda del Govern, al entender que era una petición prematura, planteada antes de que se hubieran concretado las medidas adoptadas.

Así, Delfont establece en su voto particular que «vivimos con una pandemia que pone en riesgo casi todo. Esa realidad no deroga nada, pero llama a promover las soluciones más eficaces para todos, empezando por la salud pública». E insiste en que «interpretar, en general, es comprender» y los jueces deben interpretar «el espíritu y la finalidad» de las normas que se aplican. Los otros tres jueces opinan todo lo contrario.

Compartir el artículo

stats