La UIB y la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio han pedido este miércoles la colaboración ciudadana para localizar ejemplares de polilla del boj y comunicarlo por medio de la aplicación de móvil del proyecto Biodibal, para combatir esta especie que se detectó por primera vez en Baleares en 2018.

La mariposa o polilla del boj (Cydalima perspectalis) es una especie introducida accidentalmente en Europa procedente de Asia Oriental en 2007, con el comercio de plantas ornamentales, ha recordado la UIB en una nota.

Desde entonces, ha colonizado buena parte de Europa y a España llegó en 2014. En Baleares, la primera detección documentada data de 2018 en Mallorca, pero ya se ha localizado también en Menorca, Formentera, Cabrera y Dragonera.

Es una especie alóctona que se alimenta principalmente tanto del boj autóctono (Buxus balearica) como del ornamental (Buxus sempervirens). Los bojes autóctonos de Mallorca están considerados un hábitat protegido por la Unión Europea de acuerdo con la Directiva Hábitats.

La polilla del boj defolia los árboles y se come las hojas y las ramas más delgadas, por lo que es uno de los principales factores de amenaza actuales para el boj.

El Servicio de Sanidad Forestal de la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio y el grupo de investigación de Ecología Interdisciplinaria de la Universidad de las Islas Baleares, con el apoyo de Red Eléctrica de España, piden la colaboración de la ciudadanía para detectar y localizar la mariposa del boj.

Especialmente, piden la implicación de excursionistas, amantes de la naturaleza, naturalistas, y cualquier persona que observe un ejemplar, tanto en espacios naturales como zonas urbanas.

Lo pueden comunicar en las sus aplicaciones web y móvil del proyecto Biodibal. El portal web www.biodibal.uib.cat es la mayor base de datos de observaciones de Biodiversidad de Baleares y está diseñado para que sea una herramienta para los gestores, investigadores y docentes.

Para facilitar el reconocimiento del polilla o bicho del boj, se ha editado un folleto divulgativo, ilustrado por Xavier Canyelles, en formato digital, donde aparecen las fases de desarrollo de la especie, información sobre su ciclo vital y de cómo hay que actuar si se encuentra algún ejemplar de esta especie introducida.

Si encuentra un ejemplar, el usuario puede facilitar la información a través de la aplicación móvil o de la web del proyecto Biodibal, junto con una fotografía del espécimen observado.

Con toda la información recogida, se actualizará el conocimiento del área de ocupación de la especie y se podrán evaluar y planificar con más precisión las actuaciones de control en caso de que sea necesario.

La apliación Biodibal puede descargarse en versión Android e IOS