Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern no ha gastado ni la mitad de los dos millones para becas comedor

La Federación de familias de alumnos denuncia el exceso de requisitos para estas ayudas

Comedor escolar

La Federación de Asociaciones de Familias de Alumnos de Mallorca, FAPA, ha denunciado las dificultades burocráticas que ha impuesto la conselleria d’Educació para conceder las becas de comedor de este curso escolar. Trabas que han provocado que no se haya gastado ni siquiera la mitad del presupuesto acordado para la subvención para familias que están sufriendo dificultades económicas, para que sus hijos puedan comer en el centro escolar. 

Según los datos que maneja la Fapa, de los dos millones de euros previstos para financiar estas becas, únicamente se han aprobado 743.230 euros. Es decir, el Govern se va a ahorrar más de un millón de euros, a pesar de la grave situación económica que están sufriendo miles de familias como consecuencia de la pandemia sanitaria. La citada federación asegura que el año pasado ya ocurrió lo mismo, al quedar un remanente sin gastar de 2,7 millones, de los siete millones previstos en el presupuesto. 

Los representantes de esta asociación consideran que si la situación económica actual fuera normal se mostrarían incluso satisfechos de que estas ayudas no hicieran falta a las familias. Sin embargo, la realidad es muy distinta, por la grave crisis económica que existe. Por ello, la FAPA se pregunta cómo es posible que no se hayan presentado más peticiones de ayuda y que la conselleria d’Educació no se haga la misma pregunta y opte por cerrar el tema.

Esta federación de familias asegura que la explicación a esta situación se encuentra en que este año los requisitos para aprobar las becas han sido más restrictivos que en cursos anteriores. Condiciones que han dejado fuera de estas ayudas a muchas familias que en verdad necesitan esta subvención. Se ha exigido que la familia esté en paro, en Erto, o que la unidad familiar no cobre ni el salario mínimo. También se denuncia que este año se han excluido de estas ayudas, por motivos técnicos, a los alumnos de los institutos públicos. Una situación que, a su juicio, ha provocado una discriminación con respeto a los alumnos de secundaria de los centros concertados, que suelen disfrutar de servicio de comedor y han podido solicitar esta ayudas.

También se queja la federación de que la difusión de estas ayudas no ha sido la adecuada. Critican que la Conselleria se ha limitado a publicar una carta a través del Gestib y entienden que no es la manera más indicada para informar a las familias de que existen estas becas. El fracaso en la difusión lo demuestra el hecho de que hay centros que han tramitado muy pocas, e incluso ninguna, solicitud de ayuda económica. 

La Fapa se muestra comprensiva con la dificultad que representa para la conselleria d’Educació gestionar esta situación extraordinaria, pero recuerda que para muchas familias es mucho más complicado poder llegar a final de mes por falta de ingresos económicos.

Compartir el artículo

stats