Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell crea una prestación social de emergencia para 850 familias sin recursos de Mallorca

La ayuda oscila entre 461 y 780 euros y es para personas que recibían la antigua renta de inclusión del IMAS y todavía no han podido acceder al Ingreso Mínimo Vital (IMV) del Estado ni a la Renta social (RESOGA) del Govern

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el conseller y presidente del IMAS, Javier de Juan.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el conseller y presidente del IMAS, Javier de Juan.

El Consell de Mallorca, a través del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), ha puesto en marcha una prestación social de emergencia para aquellas familias de Mallorca que ni tienen recursos y están en situación de vulnerabilidad, muchas de ellas a consecuencia de la crisis provocada por la covid-19. Beneficiará a unas 850 unidades familiares, lo que significa más de 1.700 personas, de la isla que percibían la antigua Renta Mínima de Inclusión que otorgaba el Consell pero que todavía no han podido acceder al Ingreso Mínimo Vital del Estado ni tampoco la Renta Social Garantizada (RESOGA) que ofrece el Govern.

El IMAS ha decidido impulsar esta prestación al comprobar como un gran número de familias se habían quedado en un limbo entre las diferentes ayudas sociales de las administraciones y no contaban con los ingresos mínimos para subsistir. El pasado 31 de marzo quedó derogada la renta de inclusión del Consell a raíz de la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital, el escudo social del Gobierno para hacer frente a situaciones de gran vulnerabilidad provocadas la pandemia. No obstante, la dilatación en los procesos de tramitación de las prestaciones sociales estatales y autonómicas ha originado que muchas personas que recibían la ayuda del Consell se hayan quedado, tras su derogación, sin ningún tipo de ingreso básico para poder vivir en los últimos meses.

Por ello, según explicaron fuentes del IMAS, se establece esta ayuda de carácter transitoria y urgente para cubrir el vacío que sufren muchas familias hasta que puedan recibir el IMV o el RESOGA del Govern. 

Hay que recordar que para aquellas personas que precisen una prestación social por la falta de ingresos básicos primero deben solicitar el Ingreso Mínimo Vital del Estado. En caso de que se les deniegue la ayuda tienen la opción de pedir la Renta Social Garantizada de la conselleria de Asuntos Sociales. Sin embargo, entre solicitud y solicitud de ambas ayudas pueden pasar meses. A todo ello hay que añadir que muchas personas han visto como el Gobierno les denegaba el IMV al haber tenido ingresos profesionales en 2019, ya que no tienen en cuenta la llamada pobreza sobrevenida a raíz de la pandemia.

La prestación social de emergencia que ha creado el Consell de Mallorca a través de IMAS ayudará a paliar estas situaciones. Ofrece diferentes tipos de cantidades, en función del número de personas de la unidad familiar. De esta forma, la ayuda básica es de 461 euros, mientras que una familia de cinco miembros puede llegar a los 783 euros. También se establece una prestación mínima de 115 euros.

El decreto ley 10/2020 de prestaciones sociales autonómicas establece que se podrán habilitar ayudas para “atender situaciones de necesidades puntuales, urgentes y básicas de subsistencia, así como de apoyo a procesos personales de inserción”. En base a este decreto el IMAS, que tiene las competencias de servicios sociales en Mallorca, ha podido habilitar esta prestación de ayuda de emergencia.

Compartir el artículo

stats