Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenan al Consell por fraude de ley por la contratación de empleados

Un técnico del IMAS se convierte en un trabajador indefinido tras ir acumulando contratos temporales durante los últimos 18 años

El trabajador temporal fue contratado de técnico en el IMAS.

El trabajador temporal fue contratado de técnico en el IMAS.

Un juez de Palma ha sentenciado que el Consell de Mallorca, a través del IMAS, ha venido cometiendo fraude de ley por el abuso en la contratación de trabajadores temporales. La consecuencia de esta condena provoca que un técnico de atención a menores, que ha ido acumulando contratos temporales durante los últimos 18 años, se convierta ahora en un trabajador indefinido para esta empresa pública, sin la necesidad de superar un proceso selectivo, con la presencia de otros candidatos. El empleado ha logrado este objetivo al conseguir ganar la demanda judicial en la que estuvo defendido por el abogado Pablo Alonso de Caso, que alegó el fraude de ley cometido por la administración en esta contratación.

Para lograr esta plaza fija este técnico en atención a menores y jóvenes con problemas ha tenido que ir acumulando una serie de contratos con esta empresa del Consell de Mallorca. Fue contratado por primera vez en el año 2003, para cubrir la plaza de otro trabajador que estaba de baja laboral. Y una vez que se incorporó este empleado, este técnico fue de nuevo contratado para seguir trabajando en el IMAS. Hasta hace poco fue acumulando contratos de sustitución, vacantes, de servicio u obras, o incluso eventuales por circunstancias de la producción. Es decir, la Administración recurrió a todas las modalidades de contratación para justificar que este técnico siguiera vinculado a la empresa pública, sin ofrecer la posibilidad de que se quedara con una plaza en propiedad al no convocar una oposición pública.

El juez explica que la administración puede recurrir a estas figuras de contratación temporal, pero siempre en circunstancias muy especiales que desaconsejen la convocatoria pública. Es decir, se puede contratar a una persona para cubrir un determinado puesto por necesidades del servicio, pero no puede mantener una relación indefinida. Estas contrataciones son siempre temporales y por tanto están limitadas en el tiempo.

No es la primera vez que se produce una situación como la que ha denunciado este trabajador, y los jueces vienen aplicando una solución para resolver este fraude de ley cometido por la administración. Los empleados que vienen sumando contratos temporales se convierten de forma automática en empleados indefinidos no fijos. Es decir, consolidan su relación de estabilidad con la empresa pública en la que han estado trabajando. Se da la circunstancia que este trabajador tuvo que dejar el empleo por enfermedad y fue dado de baja por la administración insular.

Compartir el artículo

stats