Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares, la región con menos vacunación y contagios | Por Matías Vallés

Las restricciones no cuadruplican en dureza a las existentes en otras comunidades

Pruebas de covid en el Aeropuerto de Mallorca

Pruebas de covid en el Aeropuerto de Mallorca

Los engreídos políticos occidentales han fracasado a todos los niveles en la gestión de la pandemia, humillados por un virus. De ahí la obligación de colocarlos frente a sus contradicciones. Por ejemplo, Balears sigue siendo la comunidad que menos vacuna, la única que no alcanza todavía el cinco por ciento de la población protegida por una pauta completa. Y al mismo tiempo, es una de las regiones con menor cifra de contagios. ¿De qué les sirven sus mejores porcentajes de inmunización a Navarra o Madrid, a la vista de los casos que desarrollan?

El virus que controla al planeta exhibe un humor satánico, por lo que condena a todos los que presumen. A Balears no le conviene jactarse de una tasa de nuevos contagios diarios que es cuatro veces inferior a la media española. Por no hablar de que también se ha neutralizado el efecto del turismo pascual, un experimento arriesgadísimo que nadie se atrevía a respaldar y que ha cursado sin efectos dramáticos. Aunque al Govern le interese sobrepujar el mérito de sus restricciones, no cuadruplican en dureza a las existentes en otras regiones. Al contrario, la pandemia se propaga por avión.

Es peligroso presumir de la bonanza, porque el nivel de nuevos contagios triplica a los 25 quincenales por cien mil habitantes que Sánchez propuso como meta irrenunciable en vísperas del estado de alarma, y que ya nadie contempla ni en sueños. Para lograr ese objetivo, Balears debería estar por debajo de veinte contagios diarios, ayer 58. Las variantes brasileñas que asolaron Manaos y cuya llegada a Mallorca denunció por anticipado el socialdemócrata Karl Lauterbach son el último sobresalto, ¿o solo una perturbación?

Compartir el artículo

stats