Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los musulmanes de Mallorca empiezan hoy un Ramadán condicionado por el toque de queda

Juntarán las dos últimas oraciones para respetar las restricciones de movilidad nocturna y celebrarán varios turnos para rezar en las mezquitas

Un musulmán rezando en su casa por el confinamiento en 2020.

Los musulmanes de Mallorca empiezan hoy el Ramadán decepcionados porque el toque de queda y las restricciones les obligará a adelantar los últimos rezos del día y a limitar severamente la actividad en el interior de las mezquitas. «Hablas con la gente y todos te dicen que están tristes porque es un mes muy especial y les gusta participar en todas las celebraciones, pero por segundo año vamos a estar muy limitados por la pandemia», lamentó ayer Francisco Javier Jiménez, presidente de la Liga Musulmana de Balears.

Los musulmanes «juntarán» las dos últimas oraciones del día cuando se ponga el sol y las harán seguidas para cumplir con el toque de queda que restringe la movilidad a partir de las 22:00 horas. «Habíamos pedido al Govern flexibilidad amparándonos en la libertad de culto, un derecho recogido en la Constitución, pero no han respondido», subrayó Jiménez.

La actividad en las mezquitas también se verá afectada. Las restricciones de aforo obligará a programar varios turnos de rezo al día, con distancias y mascarilla. Tampoco se podrá celebrar el tradicional reparto de alimentos a los más necesitados, uno de los ejes de esta celebración. «Por suerte un hombre se ha ofrecido a hacerlo en el exterior de su cafetería, así que podremos cumplir con la tradición, pero nos habría gustado haberlo podido hacer en el interior de la mezquita», lamentó este musulmán.

El Ramadán se extenderá hasta el próximo 12 de mayo. El fin de este mes sagrado coincide con un rezo colectivo que en Palma en los últimos años se ha celebrado en el polideportivo Germans Escales, a día de hoy uno de los centros de vacunación masiva. 

«Queremos hablar con la conselleria de Salud para hacerlo bien. Creemos que por la pandemia es mejor que nos dejen hacer el rezo en exteriores, aunque tengamos que repartirnos entre diferentes espacios. También habrá que ver cómo estará la situación de la pandemia entonces», indicó Jiménez. 

Compartir el artículo

stats