Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern asume que tendrá que pedir a Madrid que prohíba los diésel en Baleares, pero cree que será "un mero trámite"

La conselleria de Transición Energética da por hecho el veto a estos vehículos a partir de 2025 pese a no tener margen de maniobra para regularlo

El Govern quiere prohibir los nuevos diésel en 2025.

El Govern balear asume que no tendrá capacidad para prohibir los vehículos diésel a partir de 2025 después de que la ley de cambio climático estatal aprobada el jueves en el Congreso no le deje ningún margen de maniobra. La normativa redactada por el Ministerio de Transición Ecológica únicamente reconoce a Balears la capacidad de "instar al Estado" para que regule la prohibición, enterrando cualquier iniciativa autonómica para legislar. 

"Valoramos que el Estado haya sido sensible al hecho insular y entendemos que solicitar esta medida será un mero trámite", ha afirmado la conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos del Govern que dirige Juan Pedro Yllanes, dando por bueno el hecho de haber perdido la capacidad para decidir sobre el veto al diésel, una de las medidas estrella de la ley de cambio climático balear. 

Yllanes aceptó en 2019 dejar la prohibición a estos vehículos en 'stand by' ante el riesgo de que el Gobierno llevara la normativa autonómica al Constitucional. A cambio, el Ministerio de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera se comprometió a autorizar a Balears a redactar su propia regulación para mantener su calendario de prohibición de los nuevos vehículos diésel a partir de 2025 y los de gasolina desde 2035. 

"Las comunidades autónomas insulares, considerando su vulnerabilidad frente al cambio climático, podrán instar al Estado el establecimiento de medidas de promoción de movilidad limpia, consistentes en restricciones en su ámbito territorial de la circulación de turismos y furgonetas", reza la ley del Ministerio de Transición Ecológica aprobada el jueves. En cambio, en un borrador publicado en febrero permitía a estas autonomías, "previo informe favorable del Gobierno y dentro de su ámbito territorial, acordar medidas de promoción de movilidad limpia, consistentes en restricciones en su ámbito territorial de la circulación de turismos y furgonetas".

Donde el Govern podía "acordar" las medidas, ahora solo puede "instar al Estado" a que las plasme por escrito. Sin embargo, en la conselleria de Yllanes no aprecian ninguna distorsión. "Esta legislación contempla lo ya acordado en la comisión bilateral Estado-Illes Balears y en la propia ley autonómica de Cambio Climático y Transición Energética. Por tanto, tomando en cuenta la futura ley Estatal, la Ley autonómica y el Acuerdo, el Govern Balear mantiene su calendario de limitación de circulación de nuevos vehículos de combustibles fósiles previsto y pedirá al Estado que haga efectiva esta medida", ha valorado el departamento que dirige Yllanes.

«Está todo preparado para el veto del diésel una vez la ley estatal sea publicada en el BOE», subraya Pep Malagrava

decoration

La ley de cambio climático estatal se publicará en el BOE dentro de algo más de un mes. Pep Malagrava, director general de Energía y Cambio Climático del Govern, ha asegurado que será en ese momento cuando el Govern instará al Ministerio de Transición Ecológica a que ponga el veto al diésel en 2025 negro sobre blanco. «La ley estatal reconoce las singularidades insulares ante el calentamiento global y eso es muy importante. Está todo preparado para que cuando la ley entre en vigor podremos regular el adelanto del calendario para prohibir el diésel en 2025 y los vehículos de gasolina a partir de 2035. Entendemos que solo será un trámite», ha destacado Malagrava. 

Fuentes del Ministerio de Transición Ecológica, por su parte, han indicado a este diario que no habrá obstáculos para que Balears pueda hacer cumplir su medida estrella en materia medioambiental. «Para evitar un recurso de inconstitucionalidad se llegó a un acuerdo entre la comunidad y el Ministerio. Todo sigue por el camino que se marcó entonces», han apuntado. 

«La ley estatal presenta un redactado acorde con la problemática de las islas, es un reconocimiento muy intenso a esas singularidades y se llevará a la práctica con solo una comunicación por parte del Govern balear», han añadido. 

Por su parte, el director de gabinete de la ministra Ribera, Marc Pons, ha asegurado que Balears podrá seguir adelante con la prohibición. El exconseller de Movilidad y Vivienda del Govern destacó que la ley reconoce la «singularidad» de las islas y les otorga la capacidad de una «mayor ambición» en la lucha contra el cambio climático.

Plan Moves III

Yllanes ha celebrado el anuncio del Ministerio de Transición Ecológica sobre el Plan Moves III, por el que llegarán a Balears un total de 9,8 millones de ayudas a la automoción. El Ministerio ha confirmado que esta cantidad podrá ser ampliada en caso de que fueran necesarios más recursos para satisfacer la demanda de solicitudes. 

Por otro lado, Més ha lamentado que la ley de cambio climático no preste más atención a la problemática de la posidonia

Compartir el artículo

stats