El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Consell de Mallorca acordaron ayer miércoles liquidar 8,6 millones de euros del convenio de carreteras, que el Estado se compromete a pagar antes de que acabe el año. Las dos instituciones se reunieron en el seno de la comisión bilateral mixta para abordar el convenio de carreteras actual, que preveía inversiones por 431 millones de euros hasta 2022. Según el Consell, «por motivos jurídicos» ahora se debe extinguir el convenio.

De estos 431 millones, hasta ahora se han ejecutado 201 millones y quedan pendientes 230 millones. Los 8,6 millones que se acordaron liquidar ayer en favor del Consell corresponden a obras ejecutadas que el Gobierno aún no había abonado.

Igualmente, se empezaron a dibujar los términos de un nuevo convenio para recoger la cantidad que quedaría pendiente de ejecutar para los próximos años, así como una actualización de los proyectos nuevos a acometer en los próximos años.

Hay que recordar que el Gobierno central, en tiempos del PP, decidió cambiar la fórmula y en vez de abonar una cantidad anual exigió pagar en función de la obra realizada. Ello provocó que Madrid frenara el envío de dinero para carreteras hasta que la institución insular no justificara el dinero adelantado en las aportaciones anuales. En plena crisis, la institución insular utilizó dinero de carreteras para sufragar gastos corrientes y ello provocó un desfase entre las cantidades que venían de Madrid y la obra ejecutada por el Consell.

Este año el Ministerio solo había presupuestado unos dos millones para las carreteras de Mallorca. La llegada de los 8,6 millones en 2021 supone desbloquear el convenio de carreteras que se estableció en los años 90 como compensación a la falta de inversión en infraestructuras por parte del Gobierno. En estos momentos solo quedan como grandes proyectos el segundo cinturón y la autopista de Llucmajor.

Negocian un nuevo convenio

En la reunión de ayer con el Ministerio, el Consell de Mallorca reivindicó que su política de movilidad sostenible quede reflejada en el nuevo documento que se irá negociando con Madrid. «Una política sin grandes proyectos de carreteras que apuesta, sobre todo, por actuaciones de mejoras de la red secundaria de la isla demandadas históricamente por ayuntamientos y vecinos, y el impulso de más espacios para peatones y vehículos no motorizados en detrimento del uso del coche», según indicaron ayer desde la institución insular mediante un comunicado.

El encuentro entre Consell de Mallorca y Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se hizo ayer de forma telemática y asistieron, entre otros cargos, por parte del Consell, la presidenta, Catalina Cladera, y el conseller de Infraestructuras, Iván Sevillano; y por parte del Ministerio, participaron el director general de carreteras, Javier Herrero, y la subdirectora general de coordinación de carreteras, Consuelo Algaba, entre otros dirigentes estatales.

En el pleno que el Consell celebra hoy, el PP presenta preguntas e iniciativas sobre el convenio de carreteras.