Arranca la campaña de la Renta y Patrimonio de 2020. De hecho ayer comenzó la presentación de declaraciones por Internet y el 2 de junio para la presentación en las oficinas, y se prolongará hasta el 30 de junio.

Coincidiendo con el inicio de la campaña, el Ministerio de Hacienda ha dictado una Orden, publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y en vigor desde ayer mismo, que permitirá a los trabajadores que percibieron en 2020 prestaciones por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) fraccionar el pago del IRPF en seis veces si el resultado de su Declaración les sale a ingresar. Durante el fraccionamiento de estos pagos no se devengarán intereses de demora ni será necesaria aportación de garantía. Para poder acogerse a este fraccionamiento, el contribuyente o cualquiera de los miembros de la unidad familiar en caso de tributación conjunta tendrá que haber estado incluido en un ERTE y haber percibido prestaciones por ello durante el ejercicio 2020.

En concreto, ayer arrancó la campaña para la presentación por Internet de las declaraciones de Renta y Patrimonio 2020, mientras que los contribuyentes que deseen realizar por teléfono la declaración de la renta podrán hacerlo desde el 6 de mayo. Asimismo, los que opten por la presentación presencial en las oficinas de la AEAT podrán hacerlo a partir del miércoles 2 de junio, en torno a medio mes más tarde de la fecha en que habitualmente solía iniciarse.

El plazo de la campaña de 2020 finalizará el 30 de junio en general, si bien concluirá con anterioridad, el 25 de junio, en los casos de declaraciones con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta. Además, aquellos que elijan el fraccionamiento del pago de la declaración tendrán que realizar el segundo abono como límite el 5 de noviembre.

Durante el fraccionamiento de los pagos no se devengarán intereses de demora ni será necesaria aportación de garantía

A las dudas tradicionales sobre la declaración de la renta (quién tiene la obligación de realizarla, cómo declarar una vivienda o realizarla de forma conjunta o por separado si estás casado o casada) este año se suman las peculiaridades de 2020: las prestaciones derivadas de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) y el comienzo del Ingreso Mínimo Vital (IMV). En el caso concreto de los trabajadores en ERTE, Hacienda recuerda que esta prestación es un rendimiento del trabajo sujeto al IRPF y no exento, y concreta que la problemática con la que se pueden encontrar los beneficiarios son dos: la posibilidad de resultar obligados a presentar declaración al contar con dos pagadores, su empleador y el propio SEPE, o haber recibido abonos del SEPE no procedentes.

La Agencia Tributaria, de cualquier forma, va a realizar un envío de cartas informativas a aquellos perceptores de ERTE que no presentaran declaración en la campaña de Renta anterior y reforzará la asistencia personalizada para facilitar la presentación de la declaración y la resolución de dudas a todos los perceptores de estas prestaciones del SEPE que lo necesiten.

448 millones en Balears

Te puede interesar:

La Agencia Tributaria prevé ingresar 448 millones de euros de las declaraciones de la renta de Balears, un 13,4% inferior a la de 2019, mientras que espera devolver a los contribuyentes 241 millones, un 4,5 % menos. En la campaña de 2019, los baleares presentaron un total de 551.603 declaraciones y en 2020 se prevé un aumento del 2,6 %. El Ministerio de Hacienda estima que crezcan un 6,2% las declaraciones positivas y un 27,3% las negativas, y que desciendan un 1,4 % las devoluciones.

Arranca una campaña de la Renta marcada por la pandemia Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EP