Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un médico de la clínica de Santanyí acusada de hacer PCR falsas: «El encargado de los test en nuestro centro es el Doktor Rösel»

Manfred Schlüter, médico del Medizin Centrum de Santanyí donde se expidieron las pruebas supuestamente falsas, se desmarca de los análisis

El reportaje de la RTL ya recogía que un test supuestamente falso se emitió en Santanyí el uno de abril.

El Jueves Santo, el Medizin Centrum de Santanyí emitió un test de antígenos negativo de la covid que, según un reportaje de la RTL alemana, nunca se realizó. Tanto la fecha del 1 de abril, la datación en el municipio mallorquín y la entidad del centro clínico emisor se aprecian con claridad suficiente en las imágenes emitidas el sábado, por lo que no puede hablarse de un especial celo investigador de las autoridades ni del Colegio de Médicos.

El doctor Manfred Schlüter encabeza la relación de facultativos del Medizin Centrum. Especialista en ortopedia, medicina deportiva y acupuntura, declaró ayer a este diario sobre los certificados médicos cuestionados que «yo no hago los test, el encargado de las PCR en nuestro centro es el Doktor Rösel».

En el reportaje de RTL no se identifica al médico concreto que presuntamente ofrece test falsos por 80 euros a turistas alemanes de regreso a su país. Michael E. Rösel comparte con el doctor Schlüter el encabezamiento del panel de facultativos del Medizin Centrum, y ambos aparecen juntos en las fotografías promocionales.

Schlüter fue categórico al otorgar la responsabilidad de las pruebas cuestionadas a su colega. Manifestó sin ninguna intranquilidad que «está usted llamando al doctor equivocado. Si tiene un dolor en la espalda, entonces póngase en contacto conmigo». El cabeza de cartel del Medizin Centrum confirmó estar al tanto de lo ocurrido, pero declinó pronunciarse sobre la gravedad o repercusión de los hechos, dejando bien clara la identidad del responsable del trabajo analítico. «Conozco lo que me cuenta, pero ese no es mi trabajo. Para cualquier cosa relativa a los test, tiene que ponerse en contacto con el doctor Rösel».

"Conozco lo que ha ocurrido pero no es mi trabajo, si tiene usted dolor en la espalda, llámeme"

decoration

Este diario intentó ayer hablar con Michael E. Rösel, que no respondió a las llamadas a su número de consultas y emergencias. El médico alemán sí acusó recibo de un sms solicitándole unas declaraciones sobre el particular, pero con un lacónico «no, gracias». Tampoco se descolgaba el teléfono en el Medizin Centrum de Santanyí, a partir del mediodía de ayer. El médico señalado como responsable de la confección de test del coronavirus se presenta como especializado en medicina general. Los «análisis de laboratorio» también figuran entre sus capacitaciones. Es un residente sobradamente conocido en el municipio mallorquín, donde se halla instalado desde hace años.

A falta de identificar concretamente al médico grabado mediante la técnica de la cámara oculta, el detallado reportaje también permite distinguir la sede del centro médico donde se ha producido la conversación, cuando accede al mismo o lo abandona el periodista Sascha Winkel.

En una de sus páginas web, el Medizin Centrum se anuncia con una elaborada presentación del juramento hipocrático. Los «certificados médicos», que no se realizaban según la RTL, adjuntaban la cláusula adicional de que «el paciente está libre de síntomas». Aunque el ejemplar reproducido se refiere a un test de antígenos, en el programa se detallaba la opción de una PCR, que le habría sido ofrecida al periodista cuando se personó en el Medizin Centrum. Según la conversación emitida, se ofrece también la elección de la fecha de realización de la prueba, un dato decisivo por las exigencias de tres días de proximidad al regreso a Alemania impuestas por las autoridades germanas.

Durante su conversación con este diario, el doctor Schlüter no perdió la flema en ningún momento. Tampoco efectuó la mínima reserva a las graves acusaciones vertidas por RTL, que no desmintió ni matizó. Se limitó a señalar al facultativo que se responsabiliza de las pruebas sobre el coronavirus, en el centro médico que comparten.

Los certificados médicos sobre las pruebas del coronavirus expedidos por el Medizin Centrum están redactados en alemán, castellano, inglés y francés. Se corresponden con los idiomas que contempla con aprobación la legislación de urgencia alemana, destinada a amedrentar a sus viajeros al exterior. Con la salvedad del idioma español, expresamente rechazado por Berlín como prueba indirecta de la animadversión específica al turismo hacia Mallorca que espoleaba su medida.

Una vez grabada la obtención del presunto análisis falsificado, el periodista de la RTL regresa al Medizin Centrum de Santanyí, ahora con un micrófono en la mano y desvelando su identidad. En ese momento se produce la desbandada en las instalaciones.

Compartir el artículo

stats