Un mallorquín, soltero, sin hijos y con unos ingresos anuales de 20.000 euros (un sueldo bruto de catorce pagas de alrededor de unos 1.500 euros) paga 128 euros más que un vecino de Bilbao por el Impuesto sobre la Renta (IRPF). La diferencia sería de 234 euros si alcanza los 30.000 euros y de 460 euros si llega a los 45.000 euros. Mientras al calor de la campaña de las elecciones en Madrid, convertida en la abanderada de la baja tributación, se habla más que nunca de impuestos, Baleares se coloca entre las comunidades en las que las rentas medias pagan más IRPF. No así las más altas, que no obstante son las que se encuentran en las islas con uno de los mayores tipos del Impuesto de Patrimonio.

Baleares, en el panorama de la fiscalidad autonómica | IRPF contribuyentes 20.000 €

Baleares, en el panorama de la fiscalidad autonómica | IRPF contribuyentes 20.000 € DM

El Colegio de Economistas ha realizado un año más su Panorama de la fiscalidad autonómica de 2021 con una minuciosa radiografía de los tributos de cada autonomía y una comparativa entre ellas. A partir del ejemplo básico del soltero sin hijos, se observa cómo las islas se encuentran entre las comunidades donde las rentas medias pagan más IRPF.

Mientras Baleares es la tercera donde más se paga en los 20.000 euros, 2.382 euros de IRPF; en 30.000 o 45.000 es la cuarta, con 5.026 y 9.628 euros a pagar. En ese pelotón de cabeza donde más se paga en impuestos se encuentran Cataluña, Navarra, Aragón o Extremadura. En los 20.000 o en los 30.000, un catalán paga 128 y 75 euros más que un mallorquín. En el otro extremo, a la cola, están las tres provincias vascas y Madrid.

Baleares, en el panorama de la fiscalidad autonómica | IRPF contribuyentes 45.000 €

Baleares, en el panorama de la fiscalidad autonómica | IRPF contribuyentes 45.000 € DM

Cabe recordar que el IRPF se paga en dos tramos, el primero común en todo el Estado, y el segundo en manos de las autonomías, y juntos dejan una escala de tipos en las islas que va de manera progresiva del 19 al 49,5%. Si bien es cierto que la comparativa se hace sobre ese ejemplo básico y que a ello quedaría por ver el impacto de la retahíla de deducciones que contemplan las diferentes autonomías, el experto en fiscalidad del despacho de asesoría DMS Consulting, Alejandro del Campo, señala que entre comunidades «no hay diferencias muy bestias ni muy significativas con las deducciones» y apunta, de hecho, a que a muchas de ellas «se acoge poca gente, porque a veces los requisitos son muy difíciles de cumplir, y al final quedan más de cara a la galería».

La segunda en Patrimonio

Sin embargo, mientras Baleares es de las comunidades con mayor presión del IRPF sobre esas rentas medias y para las rentas bajas se encuentra en un punto intermedio (para 16.000 euros se encontraría prácticamente en la mitad del ranking, en la séptima posición), se coloca muy cerca de Madrid o de Euskadi en lo que se refiere a las rentas más altas: es la cuarta donde menos pagan de Impuesto de la Renta aquellas de 110.000, que pone como ejemplo el Panomara de la fiscalida autonómica, y que en el archipiélago pagarían 36.915 euros en concepto de IRPF.

Baleares, en el panorama de la fiscalidad autonómica | Soltero/Soltera 30 años hereda bienes por 800.000 €

Baleares, en el panorama de la fiscalidad autonómica | Soltero/Soltera 30 años hereda bienes por 800.000 € DM

Sin embargo, tal y como señala Del Campo, «las personas con rentas altas tienen patrimonios elevados» y por ese patrimonio Baleares es, con un tipo que va del 0,28 al 3,45%, la segunda comunidad donde más se paga, sólo por detrás de Extremadura. «Somos el segundo territorio del mundo donde más se paga por Patrimonio», subraya Del Campo. Aquí es donde está la gran competencia fiscal de la que se acusa a Madrid, donde no se paga por impuesto de Patrimonio. Con los primeros 700.000 euros y la primera vivienda exentas, si bien para patrimonios de 800.000 euros las islas son la sexta comunidad en pagar más, son la segunda si llega a los cuatro o a los quince millones. Por un patrimonio de cuatro millones se tributan casi 50.000 euros en Baleares. Solamente en Extremadura se paga más: hasta 60.000 euros. Por contra, ni un euro en Madrid.

Baleares, en el panorama de la fiscalidad autonómica | Patrimonio 4.000.000 €

Baleares, en el panorama de la fiscalidad autonómica | Patrimonio 4.000.000 € DM

Sucesiones, en la zona media

En lo que se refiere al Impuesto de Sucesiones que pagan las herencias, en los últimos años la cosa ha cambiado. Si antes Baleares era de las comunidades donde mejor salía heredar, tras la reforma fiscal del Govern en vigor desde 2016, tal y como refleja el informe del Colegio de Economistas, ahora es una comunidad más, aún alejada de aquellas que pagan más, pero con hasta siete autonomías en las que se tributa menos. Curiosamente, una de las comunidades a las que antes se la contraponía por ser de las que pagaban más por las herencias, Andalucía, es hoy una de las autonomías en las que menos se tributa.

Con los primeros 180.000 euros de vivienda habitual exentos, en la actualidad se paga el 1% del valor de la herencia en Impuesto de Sucesiones, pero sólo hasta los 700.000 euros. Desde 2016, a partir de ese umbral la tributación es progresiva, alcanzando el 20 por ciento a partir de los tres millones.

Con el ejemplo del estudio, un mallorquín de 30 años y que herede de su padre un patrimonio de 800.000 euros en los que se incluyen 200.000 de vivienda habitual, pagará en las islas 5.960 euros. Lo que la coloca como la décima autonomía. Un andaluz, donde no se paga nada hasta el millón de euros, no pagaría nada, mientras que un asturiano -la comunidad donde más se tributa por heredar- pagaría casi 100.000 euros más por recibir su herencia en el Principado.

Finalmente, los últimos impuestos que analiza el informe del panorama de la fiscalidad autonómica son el de Transmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados, donde en ambos casos Baleares queda situada justo en la media autonómica.