Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Británicos con contrato desconocen si podrán volver a trabajar en Mallorca»

Una calle desiertaen Magaluf elverano pasado. Manu Mielniezuk

El Brexit ha dejado en el limbo a un número significativo de trabajadores de temporada británicos que, por primera vez, van a necesitar un permiso de trabajo para emplearse en Mallorca durante la próxima temporada turística. «Muchos están esperando en su país, son sobre todo fijos discontinuos que venían cada verano a trabajar y después se volvían a Gran Bretaña, pero ahora están muy preocupados», sostiene John Lambourne, miembro de la Asociación de Ciudadanos Europeos y trabajador social.

«Recibimos muchas llamadas desde Reino Unido de británicos que tienen un contrato en Mallorca pero no un permiso de trabajo. Se da además la circunstancia de que están cobrando ERTE, aunque residan en su país, pero no saben si van a poder volver a trabajar como venían haciéndolo desde hace años», manifiesta Lambourne. 

Los residentes británicos en las islas -casi 16.000 según el INE, aunque es una cifra poco fiable porque muchos no se registraban- tuvieron hasta el 31 de enero para hacerlo. «Cuando formaban parte de la UE no lo veían necesario, pero ahora es imprescindible y condición para obtener después un permiso de trabajo. Pero España no los concede fácilmente a extracomunitarios, así que hay mucha incertidumbre», indica este trabajador social.

2.379 solicitudes de residencia en 2020

Según informa la Delegación del Gobierno en Balears, en 2020 la oficina de Extranjería recibió 2.278 solicitudes de residencia temporal de ciudadanos británicos y 101 de residencia permanente. En lo que llevamos de año se han registrado 25 solicitudes permanentes y 266 temporales.

Pese al difícil tránsito que está suponiendo el Brexit, Lambourne ha constatado que durante la pandemia los británicos y alemanes con una vivienda en Mallorca han continuado residiendo en la isla la mayor parte del año. 

Compartir el artículo

stats