Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La producción porcina a casi la mitad para no perder dinero

El ganadero Jaume Pocoví apunta que la venta a la Península para engorde y el envío de cerdos a China les está salvando de la deblacle

Jaume Pocoví, en su finca de Son Falconer de Marratxí con uno de los lechones que cría.

Jaume Pocoví, en su finca de Son Falconer de Marratxí con uno de los lechones que cría.

Jaume Pocoví es un criador de cerdos que se ha visto afectado por la bajada de consumo en bares y restaurantes. Tiene su finca en Marratxí y asegura que ha tenido que reducir de forma considerable la actividad para no perder dinero. «Hemos reducido la producción más del 40%, ya que advertimos lo que podía ocurrir cuando empezó la pandemia», aseveró el ganadero de Marratxí a este periódico.

También relata que la reducción de actividad ha consistido en bajar el número de cerdas reproductoras, lo que le ha permitido ahorrarse el dinero de la comida de ellas y de sus crías. «Si tienes que depender de la comida para los animales que viene de fuera, no es rentable la actividad ganadera en Mallorca. Por este motivo mucha gente de nuestro sector ha abandonado», apuntó Pocoví.

No obstante el ganadero se congratula de que gracias a la venta al exterior han podido evitar la debacle económica: «Nos hemos beneficiado de que en China han sufrido la peste porcina y tenían mucha necesidad de carne de cerdo. En la Península, especialmente los ganaderos catalanes, realizan una gran exportación hacia allí y, por este motivo, hemos podido vender a las granjas de engorde peninsulares».

En este sentido relató que como el precio de venta de los lechones en toda España está más alto que en Mallorca no han perdido dinero. Lo mismo ha ocurrido con los corderos que debían ser vendidos por Pascua. Una gran cantidad de ellos han sido vendidos a comunidades como Aragón, con una gran tradición ganadera y comercializadora que ha permitido sacar los excedentes isleños. «Están siendo momentos difíciles y debemos esperar que pronto se restablezca la normalidad, especialmente en la hostelería y la venta minorista que es nuestro principal mercado», apuntó Jaume Pocoví.

Este ganadero desde hace años ha diversificado su actividad y, además de la producción y cría de cerdos, también cultiva verduras y hortalizas que vende en el mercado de mayoristas de Mercapalma. Se mostró confiado de que la actividad en Mercapalma pronto se reactivará. Asimismo, cultiva frutos secos como es el caso de almendras y algarrobas.

Compartir el artículo

stats