Angela Merkel ha tenido en ascuas al sector turístico toda la semana hasta que ayer por la tarde por fin firmó la orden que obliga a los turistas alemanes, a partir del martes, a presentar un test negativo antes de subirse al avión en Son Sant Joan. Alemania abandona a su suerte a los viajeros que den positivo en Mallorca por tomarse unas vacaciones no recomendadas y que no ha logrado prohibir: se quedarán en cuarentena en la isla «bajo su propia responsabilidad».

Relacionadas

La nueva directriz del ministerio de Salud alemán estará en vigor «por el momento» hasta el 12 de mayo y se ha hecho oficial con una programación de 532 vuelos con origen o destino Alemania desde ayer hasta el lunes de Pascua, según informó Aena.

«Aquellos que no tengan una prueba negativa no serán llevados», avisa el ministro federal de Salud, Jens Spahn. Nada de repatriaciones.

En el supuesto de que los alemanes den positivo en las pruebas que deben presentar antes de embarcar en Son Sant Joan, se quedarán aislados en Mallorca, «de acuerdo con la normativa local», advierte el ministerio germano. Merkel le pasa el ‘marrón’ a la presidenta Francina Armengol, una vez que no ha conseguido prohibir las vacaciones de los alemanes en la isla ni removiendo «cielo y tierra» para evitar que vinieran.

Los test que se han de presentar pueden ser PCR o antígenos, realizados con una máximo de 48 horas antes de volar. Se descartan los de anticuerpos (en el caso de que ya se haya padecido el coronavirus).

Los viajeros que vengan y se contagien se quedarán en cuarentena "bajo su responsabilidad"

Las pruebas son obligatorias a partir de los 16 años y las tienen que pagar los alemanes, igual que los gastos de la cuarentena, que «como regla general» la asume el viajero, se advierte. El verano pasado Balears fue una de las primeras comunidades que asumió el alojamiento, con gastos pagados, de los turistas que tuvieron que confinarse en vacaciones.

La modificación legislativa está hecha expresamente para evitar el desembarco de alemanes en la isla, se especifica que afecta al transporte aéreo —exime a los que se trasladen por carretera— y en su web el Ministerio arranca informando con esta pregunta: «¿El nuevo requisito de prueba solo se aplica a los repatriados de Mallorca?».

La orden que regula los test llega después de que el lunes pasado Merkel y los jefes de gobierno de los Estados federados acordaran, tras una tensa reunión de once horas, retroceder en la desescalada del país por el repunte del virus, desaconsejando viajar al extranjero y anunciando que se exigirían test negativos a todos aquellos que entraran a Alemania, independientemente de si volvían de una zona de riesgo covid o no, como Mallorca, que dejó de serlo el pasado 12 de marzo.

Por delante de El Prat

Son Sant Joan tiene previstos 2.124 vuelos hasta el lunes 5 de abril. Una cuarta parte son operaciones con Alemania (532), con una bajada del 51 % frente a las que hubo en la Semana Santa de 2019, según Aena.

Unos 1.300 del total de vuelos programados son de origen internacional. Las jornadas con mayor tráfico serán mañana y el domingo 4 de abril, cada día con 246 operaciones

La caída del tráfico total respecto a la Pascua de 2019 es del 69%, aun así, el aeropuerto de Palma tendrá más actividad que El Prat, siendo el segundo por número de vuelos tras Barajas.

Turoperadores

Los turoperadores están más preocupados porque los bares de los hoteles cierren a las cinco de la tarde que porque los turistas alemanes tengan que hacerse un test para marcharse. «Por 40 euros no van a anular las vacaciones». Basta con un antígenos.

Merkel le pasa el 'marrón' a Armengol, una vez que no ha conseguido prohibir las salidas del país

Según informa TUI a sus clientes, en la Quirón, Juaneda o Rotger los precios de antígenos oscilan entre 30-45 euros, y los PCR entre 115-125 euros. Se pueden hacer en los hoteles. Aena se ha coordinado con el Govern, aerolíneas, hoteleros y TTOO para indicar a los pasajeros adónde puedan acudir en diferentes puntos de isla. La clínica del aeropuerto ya funciona, con cita previa (PCR a 70 euros). Hoy llegan 9 vuelos de TUI, desde el jueves ya son diarios.

Sanidad Exterior

En el dispositivo que coordina Sanidad Exterior, para el control covid de los pasajeros internacionales que entran en la isla, se ven alrededor de mil pasajeros cada diez minutos, según fuentes cercanas. Se asegura que desde el día 21 ya se está haciendo la doble verificación por la que se comprueba que el viajero con origen internacional porta tanto el documento que acredita el PCR realizado (obligatorio para ingresar en Mallorca) como el QR relativo al cuestionario que ha rellenado previamente. Las colas ahora son más largas, el jueves llegaron «miles de pasajeros».

A partir del 4 de abril regresa el ferry que cubre la línea Tolón (Francia)-Alcúdia-Ciutadella, en el que también se harán los controles.

Así se realizan los controles PCR a los turistas que llegan a Mallorca