Más de 30 centros educativos de Baleares participarán en el proyecto de promoción de la salud mental Procare, una iniciativa que la Dirección General de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa pone al alcance de los centros para proporcionar estrategias de afrontamiento para los adolescentes con riesgo de sufrir problemas emocionales.

En una nota de prensa, la Conselleria de Educación y Formación Profesional ha explicado este jueves que la Iniciativa Procare es un proyecto de promoción de la salud y bienestar emocional del grupo de investigación Nutrición y Salud Mental (Nutrisan) de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, secundado por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

El proyecto se realiza coordinadamente con otras universidades estatales e internacionales, así como con varios colectivos y agentes gubernamentales que trabajan en el ámbito de la juventud y la diversidad. Su objetivo es evaluar y proporcionar estrategias psicológicas para fortalecer emocionalmente a los adolescentes, de entre 12 y 18 años.

El proyecto consiste en tres fases que van desde la evaluación en línea del estado emocional del alumnado a la estimación del nivel de riesgo y posterior estrategia de afrontamiento.

En una primera fase, la familia y el adolescente tienen que completar unos cuestionarios en línea sobre aspectos emocionales y conductuales a través del ordenador. Si por las respuestas se detecta que los adolescentes necesitan ayuda, podrán realizar un taller gratuito, donde los participantes aprenderán a superar las barreras que limitan su vida.

En segundo lugar, se proporciona el 'feedback' a las familias sobre los resultados obtenidos. De este modo, los padres pueden conocer de manera gratuita como están emocionalmente sus hijos.

Una vez finalizado el tratamiento, que puede durar entre 8 y 12 semanas, en función de las necesidades de cada grupo, se realizará un seguimiento para evaluar la evolución y el mantenimiento de los cambios conseguidos.