Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cáritas asiste a cerca de 7.000 personas en Baleares durante la pandemia

La fundación atendió a un total de 6.852 nuevos usuarios en las islas y durante los tres primeros meses de confinamiento la media de personas que pidieron ayuda ante la crisis aumentó un 55%

Talleres de búsqueda de empleo organizados por Cáritas.

Talleres de búsqueda de empleo organizados por Cáritas.

Cáritas atendió a un total de 6.852 personas que solicitaron ayuda por primera vez en Balears entre marzo y diciembre de 2020, de las que 4.541 fueron atendidas en Mallorca, 575 residían en Menorca y 1.736 correspondieron a Eivissa. Así lo explicó la organización a través de un comunicado en el que hizo balance de este último año de pandemia desde que se decretó el estado de alarma en las islas. Un periodo, en el que, según reconoce Cáritas, «las condiciones de vida de muchas familias han empeorado y ante esto los recursos de asistencia se han intensificado para dar respuesta a las situaciones de exclusión que muchas personas sufren y están padeciendo».

Asimismo, durante los tres primeros meses del confinamiento, la demanda de usuarios aumentó en un 55%, datos que se suman a las ya nombradas 6.852 personas que han sido demandantes de ayuda hasta Diciembre. Por islas, Eivissa fue la que registró la mayor subida, pues durante junio atendió a un 118 por ciento más de pacientes que en el año anterior, seguida de Mallorca con el 55%y Menorca, con un incremento del 35,9 por ciento. Aún a pesar de la pandemia, Cáritas recibió un total de 1,4 millones de euros en ayudas económicas entre marzo y diciembre, de los que 1,1 millones fueron donaciones jurídicas y los 254.014 euros restantes correspondieron a donaciones particulares.

Donaciones

En cuanto a las donaciones en especies, la fundación sumó un total de 135.103 euros, de los que 32.107 fueron donados en Mallorca, unos 52.996 se obtuvieron en Menorca y los 50.000 euros restantes se recolectaron en Eivissa. Todas estas aportaciones fueron facilitadas por un total de 2.154 donantes, con 1.400 en Mallorca, 410 en Menorca y 344 en Eivissa. Según puntualizó Cáritas, 1.840 son donantes particulares mientras que los 303 restantes son jurídicos. Por otra parte, en cuanto a las ayudas de acción social, la fundación obtuvo un total de 1,2 millones de euros en subvenciones, que se destinaron a gastos derivados de la situación sanitaria, infancia y cooperación internacional. En concreto, se destinaron 24.624 euros a la compra de material sanitario, 84.887 euros a reforzar el personas de tres diócesis, 10.131 euros a iniciativas relacionadas con la infancia y 100.000 euros a la cooperación internacional.

Asimismo, desde Cáritas lamentaron que los efectos de la covid han agudizado algunas desigualdades, como la brecha digital, que fue un «factor clave» de exclusión durante el confinamiento y que supuso una dificultad para muchas familias con hijos en edad escolar de cara a la finalización del curso.

Miedo a quedarse sin hogar

El miedo a quedarse sin hogar fue también una de las constantes de las familias atendidas por Cáritas, siendo la falta de ingresos el principal motivo de su preocupación, pues no podían permitirse pagar el alquiler de un piso o los suministros básicos. La soledad ha sido otro de los factores de desprotección para el colectivo de personas mayores, principalmente en aquellos usuarios que necesitan un seguimiento o un control «más importante», puntualizó la fundación. Desde otra perspectiva, Cáritas valoró que el número de voluntarios que participaron en sus servicios aumentó un 23,6 por ciento en Balears, lo que supone un 17,5 por ciento más en Mallorca, una subida del 40,1 por ciento en Menorca y un 24 por ciento más en Eivissa. Finalmente, la misma organización quiso agradecer tanto a los voluntarios como a los profesionales su dedicación y esfuerzo, ya que estuvieron «trabajando de forma incondicional y en jornadas intensas para intentar dar respuesta a la gran cantidad de demandas».

Compartir el artículo

stats