Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern volverá a cerrar el interior de los bares de Mallorca esta semana

El repunte de casos de covid-19 en los últimos días obliga a endurecer las restricciones en la restauración

Una terraza con distancia de seguridad por la Covid-19.

Una terraza con distancia de seguridad por la Covid-19.

El Govern balear va a endurecer esta semana las restricciones en sectores como la restauración para frenar el repunte de contagios que se ha comenzado a registrar en Mallorca. La incidencia de nuevos contagios covid-19 se sitúa ya en 50 casos por cada cien mil habitantes a 14 días. En concreto, bares y restaurantes van a tener que cerrar de nuevo sus interiores, limitando su actividad a las terrazas. La marcha atrás en la desescalada entrará en vigor esta semana.

Esta decisión va a ser comunicada a patronales y sindicatos mañana, para lo que se ha convocado una reunión de la Mesa del Diálogo Social. Las nuevas restricciones, que afectarán sobre todo a la restauración, se aprobarán en un Consell de Govern extraordinario esta misma semana.

Cuando se aprobó la última desescalada ya se anunció a los agentes sociales que, hasta que se superara la Semana Santa, solo se les convocaría en esa Mesa si hubiera que revisar las restricciones que se mantienen, y se ha venido reiterando que el Govern podía endurecer las limitaciones que se aplican en diferentes sectores económicos si se daba un repunte de contagios que pudiera poner en peligro la imagen de destino seguro de la isla y poner en riesgo el reinicio de la temporada turística. Este empeoramiento de los índices sanitarios ya se está dando.

Uno de los aspectos que más preocupación ha generado es la reapertura del interior de los establecimientos de restauración, con un aumento de los controles sobre estos negocios, y se apunta que éste es uno de los puntos a los que se va a dar marcha atrás, limitando de nuevo su actividad para que solo se desarrolle en las terrazas.

Igualmente, se ha puesto sobre la mesa una nueva reducción en el aforo de los comercios, aunque fuentes consultadas señalan que se va a mantener la posibilidad de que las grandes superficies puedan seguir abriendo los sábados. También se estudia una rebaja en los aforos de las actividades deportivas. No obstante, a medida que avanzan las horas, cobra fuerza la exclusión del comercio y los gimnasios del nuevo paquete de medidas, que se centrarían solo en el interior de la hostelería.

La presidenta Francina Armengol, en la entrevista publicada el pasado domingo por Diario de Mallorca, ya anunció que el Govern endurecería las limitaciones en cuando se detectara un repunte en los contagios. Esta subida es palpable hoy, al registrar Mallorca 29 nuevos contagios que se suman a los 44 del domingo, unas cifras muy superiores a las contabilizadas la semana pasada.

Compartir el artículo

stats