Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Satisfacción por la entrada en vigor de la prohibición de los plásticos de un solo uso

Desde el GOB advierten de que hay que seguir trabajando para alcanzar el objetivo de llegar al 50% de reciclaje de residuos municipales

A finales del presente año se debe alcanzar el objetivo de reciclar el 70% de los envases.

Satisfacción entre las entidades que forman parte de la Plataforma per una mar sense plàstics por la entrada en vigor ayer de la Ley de Residuos y Suelos Contaminantes que supone la prohibición de los plásticos de un solo uso.

Desde el Grup Balear d’Ornitología (GOB) que, al igual que Amics de la Terra, la Fundació Deixailles, Greempeace, Pimeco, Recircula, Retorna i Rezero, Plastic Free Ibiza y Plastic Free Formentera forman la plataforma, han advertido, no obstante, que hay «que continuar trabajando intensamente para desplegar todas las previsiones si se quieren conseguir los objetivos que marca la ley: llegar en 2021 al 50% de reciclaje de residuos municipales y al 70% del de envases».

Los ecologistas celebran la supresión de los plásticos de un solo uso porque supondrá «la progresiva desaparición de buena parte de platos, vasos, pajitas, bandejas de alimentos de plástico, además de los envases monodosis y el acceso al agua no envasada». Lo que, afirman, «favorecerá sin duda, la reducción efectiva de los residuos posibilitando la asunción de reducción que impone Europa (un 9% antes de que acabe el presente año y de un 19% en 2030».

Para el GOB, las medidas que entraron en vigor ayer se contemplan en una Ley de Residuos que «no hemos dudado en calificar como pionera en el Estado español y la Unión Europea» y recuerdan que esta norma, aprobada en 2019, «situó a Baleares como referente estatal e internacional por su apuesta hacia una gestión de los residuos basada en la prevención, la reutilización y el reciclaje de calidad».

Otro aspecto destacado por este grupo ecologista es el hecho de que «los fabricantes hayan asumido toda la responsabilidad en relación a la gestión y los costes económicos que sus productos generan una vez se convierten en residuos».

Igualmente, aplauden como uno de los pasos fundamentales dados «la aprobación del canon de residuos finalista e insularizado, que conseguirá evitar que millones de toneladas acaben en los vertederos y la incineradora». Esta medida de fiscalidad ambiental basada en el principio de que «quien contamina paga» incentivará, según el GOB, que «los entes locales transiten hacia la asunción de los objetivos de prevención, reutilización y reciclaje de los residuos».

Por su parte, el conseller de Medio Ambiente y Territorio del Govern, Miquel Mir, aseguró que la entrada en vigor de los artículos más emblemáticos de la Ley de Residuos como son los que prohíben la venta y la distribución de los plásticos de un solo uso en Baleares, «pone las bases para que, juntos, avancemos hacia un nuevo modelo más sostenible y más igualitario, en el que los plásticos de un solo uso sean algo del pasado».

Igualmente, el conseller remarcó que en Baleares «somos pioneros en el Estado y Europa en el cambio de gestión de residuos», que va a suponer «un cambio de mentalidad y de vida que se ha de hacer desde todos los sectores sociales adaptándose a la normativa».

Para la consellera insular de Sostenibilidad, Aurora Ribot, la entrada en vigor de esta norma es un «paso vital para conseguir la reducción de la contaminación por plásticos del Mediterráneo».

No obstante, recordó que si bien esta norma ataca la raíz de una parte importante del problema «no podemos dejar de avanzar hacia una Mallorca 100% sostenible».

Cincuenta inspectores para el cumplimiento de la norma

La dirección general de Residuos y Educación Ambiental dependiente de la conselleria de Medio Ambiente y Territorio ha formado en las últimas semanas a una cincuentena de inspectores de las direcciones generales de Consumo, Comercio y Turismo para que puedan realizar el seguimiento del cumplimiento de la normativa, según ha informado el Govern en una nota. Desde la dirección general se ha agradecido asimismo la colaboración de los Consells Insulars y otras administraciones responsables de los cuerpos de inspección. Por el momento, se podrán seguir vendiendo cápsulas monodosis de café, porque los fabricantes se han comprometido a organizar una recogida específica para estos envases.

Compartir el artículo

stats