Los efectos del temporal que afecta a Mallorca no se han hecho esperar. La nieve cayó este viernes sobre la Serra de Tramuntana, donde se apreció un fina capa blanca en las zonas más altas. Nevó a unos 700 metros de altura y se esperaba que, a lo largo de la jornada, la cota bajara aún más.

La causa de esta nueva situación meteorológica es una invasión progresiva de aire frío en altura, acompañada de una entrada de vientos del norte y noreste en superficie y la formación de una borrasca mediterránea. Todos estos nuevos factores han provocado un marcado descenso de temperaturas hasta niveles puramente invernales e inusuales en esta época del año.

La Agencia Estatal de Meteorología ha informado de que las temperaturas máximas oscilarán entre los 10 y 11 grados, unos valores "más bajos de lo normal", según la Aemet, para esta época del año. Por poner un ejemplo, en enero, la máxima suele ser de 14 grados.

La previsión de nieve se mantiene para el fin de semana. Así, el sábado y el domingo se espera que nieve en la Serra de Tramuntana por encima de los 700 metros de altura.

Emergencias 112 de Baleares ha recomendado, a través de redes sociales, tener precaución y evitar los desplazamientos a la Serra "siempre que no sea imprescindible".

Previsión del fin de semana

El frío seguirá protagonizando el fin de semana. Las lluvias nos van a acompañar durante buena parte del viernes y el sábado. Los termómetros se van a desplomar y la cota de nieve se situará entre los 700-800 metros. Atención al temporal de norte y nordeste. AEMET mantiene avisos naranjas por oleaje y avisos amarillos por vientos de hasta 80 Km/h el sábado.

El tiempo del fin de semana en Mallorca: Temporal invernal Duncan Wingen