El Tribunal Constitucional (TC) ha admitido a trámite el recurso de amparo de Vox por los dos acuerdos de la Mesa del Parlament balear que le impidieron la visita de los diputados de esta formación a las escuelas, tal y como habían solicitado a la Conselleria de Educación.

El partido presidido en Baleares por Jorge Campos ha informado de esta decisión del TC después de que en dos ocasiones, en enero y febrero del año pasado, le fuera denegada esta posibilidad tras la presentación de denuncias por parte de padres de casos de "adoctrinamiento" en las aulas.

Vox ha subrayado que el reglamento del Parlament recoge que "los diputados podrán acceder a las dependencias públicas para cumplimiento de su función parlamentaria", caso de los centros escolares.

El TC admite el recurso de Vox y da un plazo de diez días al presidente del Parlament balear, Vicenç Thomàs, para remitir la documentación de los acuerdos de la Mesa del Parlamento en los que se deniegan las visitas.

Campos ha declarado este viernes que es "muy triste" que por primera vez se tenga que llevar al Constitucional a la Mesa Parlament balear por una posible vulneración de los derechos de los diputados.

Campos ha recordado que, no sólo se ha prohibido la entrada en las escuelas a Vox, también a los medios de comunicación, por lo que se ha preguntado "qué esconde" el Govern balear, el PSIB-PSOE, Podemos y los "separatistas" de Més.

El 4 de septiembre de 2019 Vox solicitó visitar 52 centros educativos de Baleares: 40 en Mallorca, 8 en Ibiza, 3 en Menorca y 1 en Formentera.

Vox dejó a discreción del Parlament el orden de la visita de los centros, la fecha y la hora, que debía ser en horario lectivo.

Los diputados aclararon que durante las visitas no se interrumpirían las clases, ni se interactuaría con los alumnos.