El Gobierno rescata con 320 millones al gigante turístico de Globalia y Barceló

El Ejecutivo ya había salvado a Air Europa, Duro Felguera y Plus Ultra

Una agencia de viajes cerrada en Barcelona. | ELISENDA PONS

Una agencia de viajes cerrada en Barcelona. | ELISENDA PONS / SARA LEDO. madrid

Sara Ledo

El Consejo de Ministros aprobó ayer ayudas por importe de 320 millones de euros para la compañía resultante de la fusión de los negocios de agencias de viajes mallorquinas de Globalia y Barceló, en el marco del mecanismo de rescate a empresas estratégicas gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). La empresa, Ávoris Corporación Empresarial, fue constituida en enero de este año y aspira a liderar el sector de las agencias de viajes a nivel nacional. En 2019, su facturación conjunta superó los 4.000 millones de euros, con una plantilla de más de 6.000 profesionales y más de 1.500 puntos de venta.

Dotado con un total de 10.000 millones de euros, el Fondo de Apoyo a la Solvencia fue aprobado por el Gobierno el pasado julio con el objetivo de aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia del covid-19 que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional. «Es innegable el carácter estratégico de Ávoris, y al ser un actor principal también para la economía española en un sector como el turismo, se justifica de forma clara que podamos ayudarle», expuso la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

El préstamo se articula en un crédito participativo de 163 millones de euros y un crédito ordinario de 157 millones con un plazo máximo para la amortización total de seis años. E incluye varias condiciones, entre ellas, la designación por el consejo gestor del fondo de un observador con voz y sin voto en el Consejo de Administración, así como el establecimiento de una Comisión de Seguimiento del plan de viabilidad.

Esta es la cuarta operación aprobada por el Gobierno con cargo a este fondo de la solvencia. La primera de ellas fue también a una empresa de la familia Hidalgo, Air Europa (que está en proceso de venta a Iberia), por 475 millones de euros. Así como el rescate de 120 millones de euros a la ingeniería asturiana Duro Felguera y de 53 millones a la aerolínea Plus Ultra.

Pero, según fuentes del mercado, otras muchas empresas han requerido ayuda a este fondo de solvencia y están a la espera de la resolución, entre ellas, compañías turísticas como el grupo Wamos (dueño del grupo Nautalia), la hotelera Hotusa, Atelier (propietaria de los hoteles Petit Palace), Naviera Armas (propietaria de Trasmediterránea), Room Mate, la también hotelera Holmes Places y el Grupo Juliá, de servicios turísticos y transporte de viajeros. También compañías de otros sectores, como la siderúrgica catalana Celsa, que aspira a protagonizar el mayor rescate del fondo, por 700 millones de euros; Tubos Reunidos; el grupo de restauración Mediterránea; el grupo maderero Losán; la compañía de robótica Airtificial. Además, ha habido empresas que han pedido información pero que todavía no han solicitado formalmente la ayuda como Mediapro, el grupo heladero Farggi La Menorquina, el grupo catalán Serhs, Global Exchange o la ingeniera Rugui Steel.