El mundo al revés. Igual que a muchos mallorquines les cuesta entender por qué pueden venir turistas extranjeros a la isla mientras el turismo nacional está restringido, los alemanes tampoco entienden por qué siguen sin poder hacer viajes dentro de su país, pero sí a Mallorca. Mientras siguen con duras restricciones en Alemania, las aerolíneas están llenando las plazas de los vuelos programados para la isla con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

Primero fue Lufthansa, que el mismo viernes, tras anunciarse que el archipiélago dejaría de estar en la lista negra por riesgo de covid-19, avanzó que doblaba su número de vuelos a Mallorca tras constatar que las reservas se habían disparado un 80%. Ayer su filial de bajo coste, Eurowings, también señaló la gran demanda para viajar a la isla. Los aviones ya «están completos en nada de tiempo», informó la televisión pública alemana ARD, según recogió Europa Press.

Eurowings ha cambiado su oferta «exigua» a la isla y la ha ampliado con 300 vuelos adicionales por las vacaciones de Semana Santa ante el incremento de la demanda «en todo el país». El pasado viernes, el consejero delegado de la aerolínea, Jens Bischof, tras reunirse con la presidenta Francina Armengol, dio cuenta de que las reservas a Palma se habían «multiplicado por tres».

Mientras tanto, los medios alemanes a la vez que han informado de que desde ayer se ha eliminado la cuarentena y el test negativo al regresar a su país desde la isla, también recogen la incongruencia de que todavía tienen vetadas las vacaciones dentro de Alemania. El Bild planteaba el sábado por qué Mallorca ya está abierta «para todos, pero no las vacaciones en el Báltico», con críticas de la DTV, asociación alemana de turismo.

Y la televisión ZDF se hacía eco ayer de declaraciones del comisionado para el turismo del Gobierno alemán, Thomas Bareiss, en el mismo sentido. Reclama que se pueda viajar dentro del país. Al menos hasta el 28 de marzo los germanos tienen prohibido alojarse por ocio en los hoteles.

Está por ver si el buen ritmo de las reservas en los vuelos desde Alemania, que seguro traerán a germanos con destino a sus segundas residencias en la isla, se transforman también en contrataciones en los hoteles. La cadena Allsun, del turoperador Alltours, abrirá este miércoles tres establecimientos, uno de ellos en Platja de Palma.

Temor al repunte

El Gobierno Merkel sigue desaconsejando los viajes turísticos, el 22 de marzo se verá si cambia de opinión. Temen un repunte de contagios tras Pascua, similar al de Navidad. Una semana después de las vacaciones se espera alcanzar los 30.000 casos. Mientras, el sábado el Bild celebraba en su portada la apertura de Mallorca, con una foto del cantante Peter Wackel en Platja de Palma.

Te puede interesar:

Alemania llena vuelos a Mallorca mientras sufre grandes restricciones |

Alemania llena vuelos a Mallorca mientras sufre grandes restricciones |

Así fue la llegada de los primeros turistas alemanes a Palma tras el coronavirus el pasado mes de junio. B. Arzayus